La mejor forma de ver Peliculas HD, en Elifilms.net

Cazando salvajes

7.8
Cazando salvajes Ricky es un rebelde chico de ciudad de doce años al que no encuentran hogar de acogida para él, salvo una granja en medio de la nada con una pareja; ella encantadora, él, arisco y solitario. Cuando comienza a sentirse a gusto, un problema imprevisto dará pie a una caza humana por el campo neozelandés.   Cazando salvajes Critica 196/13(22/10/16) Muy entretenida cinta de aventuras del neozelandés Taika Waititi, cineasta que me ía ganado para su causa con su anterior film “Lo que hacemos en las sombras” (2014), en esta no inventa nada con este relato con ecos a “UP” de Pixar, sobre un viejo cascarrabias que se ve unido a un chico inadaptado, pero todo lo desarrolla con mucho mimo y cariño, pero sin caer en sensiblerías baratas, con unos protagonistas entrañablemente delineados, matizados, una odisea que para el chico será el despertar y para el viejo misántropo será entender que es mejor no estar solo. Waititi (tiene cameo como predicador) hizo la adaptación de la popular novela del también neozelandés Barry Crump "Wild Pork and Watercress" (1986), el realizador hace notorio su origen literario en el modo en que divide el film en episodios, desde el "Capítulo 1 - Un huevo de malo de verdad", hasta el "Epílogo", filtrándola como una fábula con mucho humor, toques dramáticos, aventura, acción, en lo que resulta una encantadora travesía, que cuando acabas te dejará una mueca de sonrisa y disfrute. Gran parte del disfrute es culpa de dos actores en estado de gracia, el chico Julian Dennison y el tremendo y carismático Sam Neill, y entre los dos una chispeante química. Ricky Baker (Julian Dennison), es un chico de 13 años de ciudad, aficionado a la moda “gangsta”, fue abandonado por su madre y ahora es dejado los servicios de bienestar infantil, representados por la marcial Paula (Rachel House) y el manso Andy (Oscar Kightley), con una madre adoptiva Bella (Rima te Wiata) y su marido, el cascarrabias Hec (Sam Neill). Viven en medio de un ambiente rural, en las montañas, rodeados de bosques. Al principio Ricky no se adapta, pero cuando parece estar todo bien ocurre algo inesperado. También tendrá importancia en la historia la hermosa chica maorí Kahu (Tioreore Ngatai-Melbourne) y “Psycho Sam” (Rhys Darby), un paranoico conspiranoide. Un film disfrutable de principio a fin, con un ritmo fluido, con diálogos simpáticos y mordaces, con situaciones que mezclan con equilibrio el humor y la ternura (aunque en algún momento se le va la mano en la caricatura), una trama desenfadada que te habla de temas profundos, de calado sentimental, como la incomprensión e inadaptación social, en este caso de los dos protagonistas (Ricky y Hec), de la marginación que se les hace a los que son diferentes, pero lo hace de forma distendida, sin caer en lo maniqueo o lacrimógeno, aborda la tragedia con naturalidad y mucho sentido positivista, arrojando un halo de esperanza en la raza humana. El guión compone personajes secundarios bien trazados, con personalidad propia, evolucionado con recursos ingeniosos, como el montaje ágil, y transmitiendo un aura deliciosa de melancolía, ello gracias a la gran compenetración que desprenden estos dos conmovedores “fugitivos”, dos personas a la deriva que encuentran su mundo en medio de un supuesto hábitat hostil. Ello estructurado mediante momentos que combinan gags de todo tipo, desde el humor negro, al slapstick, al de equívocos, o al absurdo (sobre todo cuando hace acto de presencia “Psycho Sam”), aderezado con momentos de acción (la espectacular lucha contra el jabalí o la persecución final, con reminiscencias a “Tras el corazón verde y “sobre todo “Thelma & Louise”), con el gran grueso del metraje dedicado a la caza de las fuerzas estatales contra los inadaptados, caza que se convierte en una jocosa farsa, con goteo de personajes bufos fenomenales, como los cazarecompensas, “Psycho Sam”, los swat o el ejército, con el añadido del remanso del despertar a la madurez sexual que supone para Ricky de la hermosa Kuho, en una aparición cuasi-onírica montada a caballo. Una cinta que en su modo de ser realizada tiene ecos al estilo personal del texano Wes Anderson, ello se ve en el cuidado y mimo de las tomas. Sam Neill está fabuloso en su rudo y áspero Hec, ya desde su prodigiosa entrada en escena cargando a sus espaldas a un gran jabalí cazado, exhibiendo un arco de desarrollo sutil y muy bueno, un gruñón que deja entrever un corazón, pero sin caer en lo almibarado, un tipo con un gran carisma que inunda da la pantalla con un estupenda naturalidad. Julian Dennison como el inadaptado Ricky desborda encanto, ternura, con una vis cómica crepitante, con una evolución gradual que te llega, con una mirada limpia que deja entrever su inocencia y falta de cariño, curioso que siendo orondo no se acuda en momento a hacer chistes fáciles sobre su peso, posee una punzante química con Neill, entre los dos surgen momentos muy apreciables. Rima Te Wiata como la madre adoptiva Bella realiza un estimable trabajo, dotando de cariño y empatía a su rol. Rachel House como la asistente social Paula deja un muy fachoso personaje, exagerado, militarista (con su atuendo del ejército), marcial, prepotente, muy divertida, un rol que parece salido de un toon. Oscar Kightley como Andy, el compañero de Paula, es un gran complemento de inocentón manipulado por ella. Rhys Darby encarna a un demente paranoico “Psycho Sam”, lo hace de un modo delirante, un corto en si mismo su tramo, hilarante su alocada interpretación. Tioreore Ngatai-Melbourne como la encarnación del despertar sexual de Ricky resulta una delicia en su encanto nativo.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
08/05/2020 1.54 GB 488 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Criaturas de la noche

Acción Ciencia ficción Sin categoría Suspense
6.8

Criaturas de la noche Una nave especial lleva a bordo 39 pasajeros que se dirigen a New Mecca, una colonia en el espacio exterior. Pero durante el vuelo tiene una avería, debido a una tormenta de meteoritos, que hace que la nave tenga que aterrizar en un planeta perdido. Para más inri hay un prisionero extremadamente peligroso: el pasajero número 40 es Richard Riddick, un peligroso criminal que está siendo transportado a una prisión de máxima seguridad. Por culpa del aterrizaje de emergencia mueren 29 pasajeros, y Riddick aprovecha para escapar. Aislados de toda forma de vida en un planeta donde nunca se pone el sol y no hay agua, creen estar ante un verdadero problema. Pero se equivocan, ya que los verdaderos problemas todavía están por llegar, ya que cada 22 años tiene lugar un eclipse y con la oscuridad llegan unos extraños y letales seres que querrán acabar con ellos.   Criaturas de la noche Critica Ésta sería traducción del título. No la literal, que sería algo así como “negro como el betún”, pero sí la más fiel al sentido amenazante y ominoso (literalmente) de la expresión en ingles. Y mejor título no haber tenido, porque resume a las mil maravillas el gran mérito de esta película: aprovecharse de nuestro instintivo miedo a la oscuridad... -- Todos lo sabemos: ser aficionado a la Ciencia Ficción es una cosa bien jodida que requiere cierta dosis de masoquismo. Para qué engañarnos, el género está franca decadencia y apenas se prodiga: como mucho nos deja alguna diarreica secuela/pastiche al estilo Alien vs Predator… Y si uno además es amante del buen cine de Terror… Apaga y vámonos. Tan mal está la cosa que tras “Alien”, a la que todos se empeñan en imitar con resultados por lo general lacrimógenos, y en las últimas tres décadas, sólo se han visto dos películas que se aproximan, aunque sea lejanamente, a su estela en cuanto a calidad. Una es “Horizonte Final, de Paul Arderson, y la otra, por supuesto, es “Pitch Black”. Para empezar, “Pitch Black”, a pesar de que en el fondo es (como todas) otro remake oculto de Alien, posee una estética y una forma de tratar la historia absolutamente originales, y es capaz de introducir algunos elementos nuevos en la típica historia “humano contra monstruo alienígena”, como el ya mencionado miedo a la oscuridad, que son muy de agradecer. Además, está narrada con frescura e inteligencia, de tal modo que, hasta pasado no menos de un tercio de película, no resulta en absoluto obvio por dónde van a ir los tiros. Otra baza es su ritmo narrativo que -¡por fin!- es el que debe tener una historia de Terror como Dios manda: un principio lento, contemplativo y crecientemente opresivo, que cae por su peso y hace que el espectador se vaya acojonando lentamente, y un tercio final explosivo que lo sitúe al borde del infarto. Por si esto fuera poco, la parte artística y los efectos especiales están francamente cuidados y resultan más que convincentes: frente a los monstruitos ridículos, llenos de tentáculos y babosos, que suele parir el género, aquí se han esforzado en diseñar una criatura original y bastante inquietante. Y frente a los efectos exagerados y a los decorados surrealistas y lisérgicos a los que nos tienen acostumbrados últimamente a base de tanto abusar del ordenador (estoy pensando en el infame Lucas), se muestran contenidos y creíbles. Por supuesto, la película no es redonda y posee algunas incoherencias y lapsus. Le hubiera faltado limar un poco más ciertas asperezas del guión y quizás, en mi opinión, algunos minutos más de metraje en su primera parte para explotar la atmosfera de amenaza latente y la tensión existente entre los personajes. Pero eso, viendo como está el género, es pedir la Luna… La historia definitivamente funciona y entretiene. Muy recomendable. A años-luz (nunca mejor dicho) de la media del género.

The Gateway

Acción Crimen Drama Misterio Sin categoría
6

The Gateway Un trabajador social asignado al cuidado de la hija de una madre soltera interviene cuando el padre regresa de la cárcel y los atrae a una vida delictiva.

El candidato

Drama Historia Sin categoría
5.9

El candidato Narra la campaña presidencial del senador estadounidense Gary Hart, que tuvo lugar en 1988, momento en el que los medios de comunicación difundieron un escandaloso romance extramatrimonial del político. Tras perder la candidatura democrática contra Walter Mondale en 1984, Gary Hart (Jackman) hizo un regreso triunfal a la candidatura a Presidente en 1987, en un momento en que su partido estaba desesperado por arrebatarle el poder a los republicanos después de dos mandatos de Reagan. Hart tenía todo para él: inteligencia, carisma y experiencia como abogado, director de campaña y senador, sin mencionar a una Primera Dama ideal en su adorable esposa Lee (Farmiga). Pero todo comienza a desmoronarse cuando corre la voz de que Hart es un mujeriego, un rumor seguido rápidamente por informes de que ha tenido una aventura con Donna Rice (Sara Paxton).

Jojo Rabbit

Bélica Comedia Drama Sin categoría
8.1

Jojo Rabbit es un niño viviendo en plena 2ª Guerra Mundial. Su única vía de escape es su amigo imaginario, una versión de Hitler étnicamente incorrecta que incita los ciegos ideales patrióticos del niño. Todo esto cambia cuando descubre que su madre Rosie está escondiendo a una joven judía en su ático.

Sexo/Vida

Drama
7.2

Sexo/Vida El atrevido pasado sexual de una mujer choca con su presente de casada con hijos cuando el ex chico malo con el que no puede dejar de fantasear vuelve a entrar en su vida.

Darlings

Comedia Crimen Sin categoría Suspense
7.2

Darlings Badru espera que su colérico marido cambie si deja de beber. Pero cuando su rabia provoca una tragedia, su madre y ella ponen en marcha una audaz (aunque torpe) venganza....Darlings Critica: pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Darlings