Los Simpson: La película

6.992
Los Simpson: La película Homer debe salvar al mundo de una catástrofe que él mismo ha provocado. Todo comienza con Homer, su nueva mascota, un cerdo, y un silo lleno de excrementos que tiene una fuga, una combinación que desencadena un desastre distinto a todo lo que Springfield haya experimentado jamás. Mientras Marge está indignada por la monumental metedura de pata de su patán marido, una turba vengativa cae sobre el hogar de los Simpson...

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
720p Dual Latino 15/01/2023 1.29 GB 15 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

S.W.A.T.

Acción Crimen Drama Sin categoría
7.5

S.W.A.T. Una Unidad de Fuerzas Especiales ha organizado una serie de ejercicios de combate para seleccionar a los candidatos que van a representar a China en una competición internacional. Hasta que un día reciben una misión secreta.   S.W.A.T. Critica No sabía demasiado de esta producción China, aparte de que trata sobre un grupo de élite de policías que luchar contra el narcotráfico y de que cuenta con la presencia del siempre genial Robert Knepper (T-Bag de Prison Break, para los amigos). Esos dos elementos y su curioso tráiler (donde están algunos de los mejores momentos del film) me animaron a visionar la película. Craso error. Y es que estamos ante una caótica producción sin sentido alguno, que juega a querer ser un blockbuster hollywoodiense pero que se queda en tierra de nadie por una serie de elementos que repasaremos a continuación, porque algunos de ellos no tienen razón de ser y claman al cielo. La dirección quiere ser impresionante y efectiva, pero los movimientos de cámara son toscos, con momentos que quieren emular a los videojuegos de Call of Duty, y donde solamente se pueden rescatar un par de escenas (una en un edificio y el clímax, y ninguna de las dos son para tirar cohetes). La verdad es que se nota un intento desesperado por ofrecer una cinta de acción que esté a la altura de Michael Bay o John Woo, con instantes donde se pretende plagiar (sin pudor alguno) sus estilos, siendo un producto de low cost al que se le ven las costuras. Ya sabéis lo que dicen de las comparaciones... Juegan en distintas ligas. Es curioso que el mismo director sea también el guionista, dejando patente que una de las dos cosas se le da peor que la otra, pero como ambas son tan caóticas sigo sin tenerlo claro, ya que la trama de la película brilla por su ausencia, siendo una constante batalla de gallos (con pruebas por equipos en casi la mitad de su metraje...) entre dos equipos rivales de agentes para ver quién la tiene más grande, y en donde no hay nada digno de mención. Los personajes están totalmente desdibujados y por mucho que pretendan que empaticemos con ellos, es harto imposible, y más cuando la mayoría son una panda de cretinos. Por otro lado, se agradece la hilaridad de lo villanos, que se lo pasan mejor que nadie, aunque es bastante decepcionante la labor de un totalmente desaprovechado Robert Knepper, el cual todavía sigo sin saber qué demonios hace en esto... Aunque claro, de algo hay que comer. Una pena que Hollywood no le ofrezca buenos papeles. Del resto del reparto... ni frío ni calor. Y bueno, podría finalizar la crítica aquí, pero es que una vez acaba el film y nos preguntamos cual ha sido el sentido de la cinta y qué acabamos de ver, aparecen unas imágenes de archivo y unas letras que nos aseguran que los cuerpos policiales de China son los mejores, confirmándonos nuestros peores presagios, que no son otros que los de que hemos asistido a un sponsor del gobierno de China, para darse palmaditas en la espalda y dejar bien patente que sus policías son los buenos y su labor es imprescindible. No diré que no lo son, eso no lo sé, pero a lo mejor nací ayer y no me entero bien de la historia, pero hasta donde sé, China es una dictadura (que juega al capitalismo, pero esa es otra historia), le pese a quién le pese, por lo que cualquier producto cinematográfico que sirva de promoción de sus fuerzas de seguridad me parece una patochada y una meada fuera de tiesto. Y sí, esto es el film, ni más ni menos. Patético. En conclusión, estamos ante una cinta de acción tan mal escrita como dirigida (a pesar de los momentos mencionados, que tampoco son para celebrar...), con un reparto que no emociona, un buen actor mal utilizado, y que acaba siendo una bobada y una gran pérdida de tiempo, con el único objetivo de promocionar a China y sus cuerpos de seguridad. Que al menos sirva este documento para que algunos incautos se libren de sus fauces. Lo que hay que ver...

Harry Potter y la orden del Fénix

Aventura Fantasía Misterio Sin categoría
7.7

Harry Potter regresa por quinto año a Hogwarts aún sacudido por la tragedia ocurrida en el Torneo de los Tres Magos. Debido a que el Ministro de la Magia niega el regreso de Lord Voldemort, Harry se convierte en el centro de atención de la comunidad mágica. Mientras lucha con sus problemas en el colegio, incluyendo a la nueva profesora Dolores Umbridge, intentará aprender más sobre la misteriosa Orden del Fénix.

Dolor y gloria

Drama Sin categoría
7.5

Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso, vive varios reencuentros. Algunos de ellos físicos, otros recordados: su infancia en los años 60; el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80; la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable; el temprano descubrimiento del cine y el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando; la creación, la dificultad de separarla de la propia vida, las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de narrarlo, y en esa necesidad encuentra también su salvación.

Infierno bajo el agua

Acción Drama Sin categoría Suspense Terror
6.1

Infierno bajo el agua Cuando un enorme huracán llega a su pueblo en Florida, Haley ignora las órdenes de evacuación para buscar a su padre. Tras encontrarle gravemente herido, ambos quedan atrapados por la inundación. Prácticamente sin tiempo para escapar de la tormenta que arrecia, Haley y su padre descubren que la subida del nivel del agua es el menor de sus problemas. Infierno bajo el agua Critica En el coche, vuelta a casa tras tal esperpento, confiado me hallaba uno, con la intención de plantar la pena capital a esa entrega, uno de los escasos unos que he puesto por el momento, pero, tras mucha reflexión, he de reconocer que me ha marcado y si bien ha supuesto un recuerdo no tan doloroso, gozo de resquicios donde me ha hecho hasta reír. Es evidente que esta no era su intención, y no tengo claro hasta que punto le puedo dar crédito por ello, pero bueno, haciendo muestra del principio de caridad, así lo haré pasar. Esto es sin duda alguna una película mala, es algo que se daba por descontado, pero de forma sorprendente, donde uno esperaría super protagonistas vs super cocodrilos, solo se encuentra super-idiotas por un lado, y caimanes super-decadentes por el otro. La acción injustificada se intercala con escenas de superación personal al mas puro estilo USA (sintonía trompetera y cámara lenta). Tras un par de mordeduras por parte de unos reptiles con una mordedura de 268 kg por cm2 a.k.a. (EL ANIMAL CON UNA MORDEDURA MÁS FUERTE DE LA HISTORIA), gozan de la suficiente calma y energía como para dar discursos motivadores, de verdad de traca… Tan de traca era que a medida que avanzaba la película me digné a listar las escenas más sin sentido que he visto en mucho tiempo, empecemos: -En un agua pantanosa, removida y sucia, nuestra protagonista, con sus ojos de reptiliana, preserva una vista perfecta -Nuestros protagonistas poseen habilidades sobrenaturales, que pasan por una capacidad regenerativa increíble, un ratio de coagulación inconmensurable, una velocidad en el nado capaz de rivalizar con la de los caimanes y una fuerza digna de los dioses, que les permiten resistir la mordedura de un caimán en plena mano, y decapitar a uno de los mismos con una pala, repito, una pala. -Los cocodrilos, en función de la ocasión se tornan brillantes o los seres más estúpidos de la historia, desde saltar varios metros arrancando la cara a un pobre policía, para instantes después ignorar a los mismos que están sobre una repisa 5cm sobre el agua. -No soy un experto en nuestros amigos reptiles, y seguro que un hogareño granjero de Luisiana conoce mejor a los cocodrilos que yo, pero si hay algo que he aprendido estos años de National Geographic es que los caimanes cuando muerden, giran a fin de descuartizar a la presa, no la zarandean, no la estampan contra las paredes, ROTAN, y si bien esto se ignora durante toda la película, en el único momento en el que esto sale a florecer es en el final, cuando de hacerlo, lo hace de forma anecdótica, como si de un tiovivo se tratase, permitiendo a nuestra protagonista no solo gozar de unos preciosos flashbacks, sino también de el temple y tranquilidad para tomar una bengala del suelo. Muchos podrían pensar que en pos de la acción esto se puede pasar por alto, pero no, y mucho menos compararlo con “Jaws”, porque a diferencia de a lo que se nos tiene acostumbrados (unos super-tiburones que justifican las escenas de acción), aquí, los depredadores parecen perros cabreados, verdes y con mordeduras irrisorias. Puede que si se hubiesen suprimido las escenas melodramáticas con trasfondo ético, habría sido una pasable comedia.

La vida que queríamos

Drama Sin categoría
6.1

La vida que queríamos Una pareja que se enfrenta a problemas de fertilidad ve cómo su matrimonio se pone a prueba en unas vacaciones en un centro turístico de Cerdeña.   La vida que queríamos Critica El tratamiento de la maternidad, o para ser precisos, la imposibilidad de la misma que ofrece ‘La vida que queríamos’, producción original de Netflix dirigida por la debutante Ulrike Kofler, está embriagada de sutileza y buen gusto. Lavinia Wilson y Elyas M’Barek dan vida a un matrimonio vienés que anhela tener un hijo. Han pasado por varias fecundaciones in vitro, todas ellas infructuosas. Cada intento fallido alimenta esa ingrata sensación de fracaso que deja vía libre a la ansiedad. Poniendo tierra de por medio, la pareja toma unos días de descanso en un complejo de Cerdeña. Y cómo la felicidad depende de la predisposición personal, del estado de ánimo, los valores adquiridos y no tanto del entorno presuntamente paradisíaco en que uno se encuentre (geniales las reflexiones de Rafael Santandreu en el libro ‘Ser feliz en Alaska’) los días de asueto quedan lejos de suponer el bálsamo esperado. La presencia de una familia de turistas en el apartamento de al lado, otro matrimonio con un hijo adolescente y una niña de corta edad, va a trastocar las estructuras emocionales de los protagonistas. A partir de una escritura sencilla, buen ejemplo de lo compatible del recato argumental con la plasmación de ideas complejas, ‘La vida que queríamos‘ dibuja un retrato veraz acerca del extravío vital. La frustración, los reproches, la ausencia de chispa a causa el sentimiento de pérdida y la monotonía que se cierne sobre el futuro cuando las expectativas naufragan, se muestran con sensibilidad. Sin invocar al recurso facilón de lo trágico. Una aproximación a los sinsabores de la vida dónde se resaltan algunos de los condicionantes que nos rodean. Una incertidumbre y relativismo que dejan poco espacio para las ideas y creencias inamovibles. Wilson y M’Barek están a la altura de un drama intimista que llama a la reflexión.

Beats

Drama Música Sin categoría
6.8

Beats Un genio del hip-hop con agorafobia y un exmanager caído en desgracia dan el uno con el otro en Chicago. Juntos, se enfrentarán a sus respectivos demonios personales.