Wild Rose

6.9
Wild Rose Rose-Lynn Harlan (Jessie Buckley), tiene 23 años, talento, carisma y un sueño: salir de Glasgow y triunfar como cantante de country. Acaba de salir de la cárcel y tiene dos hijos pequeños a los que mantener. Marion (Julie Walters), su madre, quiere que acepte su realidad y se responsabilice de sí misma de una vez por todas; pero cuando un encuentro casual acerca a Rose-Lynn a sus sueños se enfrenta a una difícil decisión: su familia o el estrellato. Wild Rose Critica En pleno boom de “biopics” de cantantes o musicales de distinta calidad, se estrena “Wild Rose”, cuya duración en cartelera ya aseguramos que será mínima, tanto como su repercusión, al menos hasta que pase un tiempo. Las razones son varias: su promoción ha sido muy discreta, la música “country” no tiene muchos adeptos por estas latitudes, y, además de no contar nada nuevo, la historia ya nos la han contado antes con menor acierto, como en las genialmente interpretadas por Meryl Streep, sean “Postales desde el filo” o “Ricki”, o con mayor acierto, como podían ser los casos de, por ejemplo “Georgia” de Ulu Grosbard o sobre todo “Alicia ya no vive aquí”, que supuso el “Oscar” para una estupenda Ellen Burstyn y que dirigió un emergente por aquel entonces Martin Scorsese. Los puntos en común con esta última son bastantes, desde ciertas situaciones a parecidos con el personaje central. El guión de Nicole Taylor está bien construido. Quizás su mayor acierto ha sido no inclinarse demasiado en su lado dramático, y adornar con mucha moderación, el punto dulce o de humor que pudiera tener. “Wild Rose” en ese sentido es correcta, se ajusta bastante a la realidad, con su crítica social incluida como buen film británico (escocés para más exactos), aunque tenga sus dosis de escape y humor. El personaje central de Rose- Lynn se mueve entre la atmósfera de Marion, que es su madre, el barrio y sus hijos, y el mundo casi idílico de Susannah, la mujer para la que trabaja en tareas del hogar. Todo esto supongo que sonará exótico en Estados Unidos, sobre todo en Nashville, ciudad por la que su protagonista está obsesionada y uno de los bastiones del "country", pero este gusto por el estilo musical más americano se puede dar en cualquier país, y como ejemplo ahí está el tema que Alemania envió a Eurovisión en 2006, el "No No Never" de Texas Lightning. Tom Harper dirige de manera correcta. Puede que en los créditos iniciales nos dé una falsa imagen y una primer contacto algo impostado a través de su protagonista, pero nada comenzar el film, eso queda en el olvido, centrándose hasta el final, con algunas escenas “musicales” logradas y hasta con el sentimiento requerido. Sus factores técnicos, desde su montaje a la fotografía también son correctos y cuentan en todo momento con una ambientación que parece “real”, que en ningún momento se estiliza ni cae en el estereotipo. El punto fuerte es el trabajo interpretativo, gracias, una vez más, a un “casting” bien elaborado y que incluye a los niños, porque hasta ellos están bien. Por supuesto Julie Walters demuestra, una vez más, que con un personaje bien trazado esta gran actriz es capaz de hacer un trabajo fabuloso. Y la bomba es su protagonista, Jessie Buckley, físicamente un cruce entre Lola Dueñas y Holly Hunter, que sin hacer demasiados “numeritos” a cámara, saca su personaje a flote gracias a su verismo dramático y a su espléndida voz, ya que nadie la dobla, cantando los temas sin "play back". Parece mentira que ni Walters y sobre todo Buckley, no hayan aparecido hasta la fecha nominadas por su labor. No sé si tendrán opción para el año que viene, pero si no se sumarán a la larga lista de injusticias cometidas en la tómbola de los premios. También, por ejemplo, hubiera sido “nominable” el tema “No Place Like Home”, compuesto tres chicas: C. Smith, K. York y la oscarizada actriz Mary Steenburgen. Soy consciente que “Wild Rose” no tiene el tirón popular que tenía, por ejemplo “Full Monty” o “Billy Elliot (Quiero bailar)”, aunque también cuente en su reparto con una de sus protagonistas, Julie Walters, si bien en un cometido muy diferente. Ni tampoco tiene esa habilidad de taladrar el corazón que tenía la notable y olvidada por muchos “Little Voice”. Pero es un “musical” hecho con amor y complicidad en los que en ella han colaborado, con más dignidad que otros subproductos más famosos y en apariencia más relucientes. Lo dicho, nada nuevo en el horizonte, pero lo que hay está bien hecho. Que no es poco.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
05/02/2020 1.60 GB 68 Descargar
05/02/2020 1.60 GB 23 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Mortal Kombat Leyendas: La Batalla de los Reinos

Acción Animación Fantasía Sin categoría
7.8

Mortal Kombat Leyendas: La Batalla de los Reinos Tras ganar el primer torneo de Mortal Kombat: Liu Kang, Sonya Blade y Johnny Cage, deberán entrar al reino de Outworld, para decidir el destino de la humanidad.

Los caballeros

Acción Comedia Crimen Sin categoría
7.7

Los caballeros Un capo de la droga con un marcado estilo británico intenta vender su imperio a una dinastía de multimillonarios procedentes de Oklahoma.

La balada de Buster Scruggs

Comedia Drama Sin categoría Western
7.2

La balada de Buster Scruggs Antología de seis capítulos, cada uno enfocado desde una perspectiva distinta con respecto a la frontera norteamericana y a los peculiares personajes que habitan en sus alrededores. Cada parte cuenta una historia distinta basada en las convenciones del Lejano Oeste de los Estados Unidos.

Magic Camp

Comedia Familia Fantasía Sin categoría
7.2

Magic Camp Andy, a instancias de su antiguo mentor y propietario del Magic Camp, Roy Preston, regresa al campamento de su juventud con la esperanza de reavivar su carrera. En cambio, encuentra inspiración en su grupo heterogéneo de magos novatos.

Contrarreloj

Acción Crimen Sin categoría Suspense
5.4

Contrarreloj Will Montgomery (Nicolas Cage) ha terminado en la cárcel después de haber consagrado su vida al robo de sucursales bancarias. Después de cumplir la sentencia, desilusionado con las perspectivas que le esperan, lo único que quiere es alejarse de ese tipo de vida y empezar desde cero. Una de las primeras cosas que quiere recuperar es el amor y la confianza de Allison, su hija (Sami Gayle), a la que nunca ha tenido el suficiente tiempo para dedicarle. Pero las cosas no serán exactamente como él espera: un amigo colega de trapicheos, Vincent (Josh Lucas), secuestrará a su hija para vengarse de él y de paso conseguir una buena tajada: 10 millones de dólares por el rescate. Will solo dispondrá de 24 horas para reunir esta cantidad y solo tendrá una persona en la que confiar, Riley (Malin Akerman), que le ayudará en esta carrera contrarreloj por recuperar con vida a Allison.

Uno de nosotros

Crimen Drama Sin categoría Suspense
7.3

Uno de nosotros El sheriff retirado George Blackledge (Costner) y su mujer Margaret (Lane) dejan su hogar natal en Montana para tratar de rescatar a su nieto en Dakota tras sufrir la pérdida de su hijo. El joven está bajo la supervisión de Blance Weboy, que tras descubrir las intenciones de su familia, decide hacer todo lo posible para impedir que le arrebaten su posesión más preciada.   Uno de nosotros Critica ¿Qué somos capaces de hacer cuando nos enfrentamos a un atropello de dimensiones cósmicas?. Esos que no están sujetos a negociación ni admiten posibilidad alguna de consuelo. ¿Y si la ley o el orden de cosas establecido juega en nuestra contra, pese a estar convencidos de las bondades de nuestros planteamientos?. Es el trasfondo que impregna la última película de Thomas Bezucha, ‘Uno de nosotros’. Kevin Costner y Dan Line forman un matrimonio maduro. Ambos jubilados, han pasado por el duro trance de perder un hijo. Sobre la viuda de su vástago y su nieto se abre un futuro incierto, marcado por los malos tratos tras un segundo casamiento. Que el menor quede bajo la custodia del padrastro y su familia quita el sueño a la pareja protagonista. Recuperarlo se convierte en una obsesión. Casi un deber moral, aún a sabiendas de lo difícil de la empresa. ‘Uno de nosotros’ se estructura en dos partes bien diferenciadas en cuanto a su tono. La primera abraza el drama de tinte más clásico, dónde el mayor disfrute radica en el desarrollo frente a la cámara de Line y Costner. Ambos sublimes, saben trasmitir la impotencia del que cree no estar a esas alturas de su vida para según que tipo de empresas. También atesora bellas imágenes de los vastos espacios abiertos dónde se despliega la trama (Montana, Dakota del Norte), que añade carácter melancólico a su ya de por sí deprimido estado anímico. La segunda toma forma de western crepuscular, con una tensión in crescendo conforme los diferentes personajes interactúan entre sí, y va ganando peso el matriarcado ejercido por una tal Blanche Weboy (Lesley Manville). Típica mujer que entiende la familia como posesión. Llegado el momento del clímax, de la acción pura y dura, lo que veo se torna previsible y convencional. Punto y final discreto para una cinta que cuenta con apuntes atractivos.