The Souvenir

6.5
The Souvenir Julie (Honor Swinton Byrne), una estudiante de cine, decide celebrar una fiesta con sus compañeros en la que conoce a un tipo misterioso llamado Anthony (Tom Burke). Días después de conocerse, Anthony invita a Julie a tomar té, ofreciéndole la posibilidad de que se aloje junto a él unos cuantos días. Así comienza la primera relación seria de la estudiante, en una espiral de obsesión que la lleva a robar el dinero de sus padres para poder cumplir todos los sueños y deseos de Anthony, cuyas oscuras intenciones no parecen asustar a Julie.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Castellano 02/12/2020 1,92 GB 20 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Teléfono negro

Sin categoría Suspense Terror
7.6

Teléfono negro En una ciudad de Colorado, en los años 70, un enmascarado secuestra a Finney Shaw, un chico tímido e inteligente de 13 años, y le encierra en un sótano insonorizado donde de nada sirven sus gritos. Cuando un teléfono roto y sin conexión empieza a sonar, Finney descubre que a través de él puede oír las voces de las anteriores víctimas, las cuales están decididas a impedir que Finney acabe igual que ellas.

A Mouthful of Air

Drama Sin categoría
7

A Mouthful of Air Julie es una madre y escritora de libros para niños que huye al mundo de colores creado por ella misma para dejar atrás la oscuridad provocada por su depresión posparto.

La ciudad perdida

Acción Aventura Comedia Romance Sin categoría
6.7

La ciudad perdida Una solitaria novelista romántica de gira con el modelo de la portada de su último libro se ve envuelta en un intento de secuestro que llevará a ambos a una feroz aventura en la jungla.

El inmortal: Una película de Gomorra

Crimen Drama Sin categoría Suspense
6.8

El inmortal: Una película de Gomorra El cuerpo de Ciro se hunde en las aguas oscuras del Golfo de Nápoles. Y a medida que se hunde más y más, surgen recuerdos. Los sonidos amortiguados por el agua se funden con los gritos de las personas que huyen. Es 1980, la tierra tiembla, el palacio se derrumba, pero bajo los escombros se puede escuchar el llanto de un bebé recién nacido vivo. Diez años más tarde, encontramos a ese bebé recién nacido que sobrevive como puede en las calles de Nápoles, el hijo de nadie. Vívidos recuerdos de una educación criminal que lo convirtió en lo que es: Ciro Di Marzio, el Inmortal. Precuela del programa de televisión "Gomorra".   El inmortal: Una película de Gomorra Critica No tomes el título de la crítica solo como una recomendación, sino sobre todo como una necesidad. Es fácil deducir por qué. ¿Demasiado spoiler con el título? Puede, pero lo cierto es que ya antes llamaban así a Ciro. Si has visto el final de la cuarta temporada y antes de empezar la quinta cuando salga, es necesario ver esta película ya que funciona como un puente de ambas. Ciñéndonos a la peli, parte de una premisa bastante inverosímil, pero el resto de la trama se desenvuelve con el mismo tono que la serie. Hasta comparte banda sonora con determinadas variaciones. El protagonismo total lo tiene Ciro, que por algo es también el director de la cinta. La brutal opresión de la serie no consigue estar reflejada aquí, pero sí la desesperanza característica de Gomorra. Es un acierto que sacaran la trama de Nápoles y se vaya a la remota Riga, una ciudad realmente fascinante. Una situación muy paralela a la que ya pudimos ver en la serie con el exilio temporal de Ciro. En aquella ocasión el contexto era más oscuro y brutal. Se nota que aquí Ciro se encuentra más cómodo, dentro de que está muerto en vida y le da igual una cosa que otra, porque ya no es capaz de disfrutar de absolutamente nada. El personaje es coherente con el que se puede ver en la serie en todo momento. Además, en la película podemos ver una versión infantil de Ciro y el paralelismo con su historia inicial y su historia actual es muy interesante. Recapitulando, es más de lo mismo, pero es imposible retratar mejor a la mafia actual que como lo hace esta gente. Si te gusta Gomorra, te gustará esta película.

Impractical Jokers: La película

Comedia Sin categoría
6.8

Impractical Jokers: La película Desafíos de cámaras ocultas entre cuatro amigos de toda la vida, mientras viajan en coche desde Staten Island hasta Miami.

La pelea estelar

Comedia Familia Sin categoría
7.7

La pelea estelar Leo Thompson (Seth Carr) tiene 11 años y se ha encontrado una máscara de lucha libre que le da superfuerza. Con ella y con el apoyo de su abuela (Tichina Arnold), se presenta a un campeonato de la WWE. Leo hará todo lo posible para cumplir su sueño: ser una superestrella de la WWE. ¿Podrá un niño vencer a los contrincantes más demoledores en el ring y ser un gran campeón?   La pelea estelar Critica *Un guion escrito en una tarde Mi primer gran combate es una película que peca de ser demasiado simple, aún teniendo en cuenta que es para todos los públicos. El guion parece haber sido escrito en pocas horas, deprisa y sin pensarlo demasiado. La historia de Mi primer gran combate no es complicada. El protagonista es un niño torpe y tímido, muy aficionado a la lucha libre profesional, que tras huir de los típicos matones de colegio, encuentra por «casualidad» una máscara mágica de lucha libre. Dicha máscara, que huele a muerto, le otorga unas habilidades asombrosas y le convierte en un gran luchador. Esto, para empezar apenas se plantea ni se presenta como algo que estuviera destinado a ocurrir, simplemente pasa y no parece resultar extraño. El niño se planta en un campeonato de lucha libre profesional, y nadie parece ver que es un niño, a pesar de ser evidente. El resto del argumento avanza de forma excesivamente predecible y aburrida, dando la sensación de estar viendo un telefilme de serie B. *Otra más para la siesta Jay Karas es un director de películas familiares olvidables y poco conocidas, en comparación a otras más influyentes. Con Mi primer gran combate, da la sensación de que tan solo la ha rodado para pagar el alquiler del mes. El resultado es un filme más entre millones, para ver con niños, si, pero con la que comenzarás a roncar a los diez minutos. Las bromas y chascarrillos no tienen ni pizca de gracia, y provocan más bostezos que muecas sonrientes. Los personajes carecen de carisma, como si actuaran gratis, obligados y sin ganas. La historia no atrapa ni engancha, ni parece intentarlo. *Ni un niño perdonaría ciertos fallos Que Mi primer gran combate sea para todos los públicos no significa que se le pueda perdonar todo. Ese es un error muy grande del argumento, que parece saber que está dirigido a un público infantil, y aun así creer que por ello puede hacer lo que se le antoje sin que nadie le diga nada. Los efectos no están nada cuidados, y nos recuerdan a series de los noventa, como los Power Rangers; de hecho, casi esperaba que, al final, el villano de turno se volviera gigante. La subtrama, centrada en el abandono de la madre hacia el protagonista y su padre, se introduce forzadamente en ciertas ocasiones a lo largo de la película, como para darle mayor profundidad, pero sin conseguirlo. Resulta realmente absurda en muchos momentos, e incluso un niño se daría cuenta de ciertos fallos de voces, escenas que no pintan nada, cambios repentinos de personalidades, etc. *La moraleja está, pero… Por supuesto, Mi primer gran combate tiene su moraleja, su lección de vida para los niños; «no seas un capullo egocéntrico». La teoría está bien, pero cuando tratan de ponerla en práctica, no parece que se lo tomen demasiado en serio. Siempre hay una parte en la que el típico protagonista hace algo que ofende o perjudica a sus amigos o seres queridos, pero luego trata de arreglar las cosas; aquí se arregla todo con un «lo siento». El saber pedir perdón está bien, pero después, en el ring, vuelve a ser el mismo idiota chulo y repelente; solo que ahora es consciente de ello. Después de toda una hora y media de meternos la idea en la cabeza, resulta que todos siguen igual, solo que ahora al menos saben que son así. Nadie ha aprendido nada, y lo único que sacan el protagonista y su querida amiga es algo más de coraje, al menos eso se llevan. *Conclusión Mi primer gran combate es una típica película familiar olvidable y poco entretenida. Resulta demasiado predecible, aburrida y poco cuidada, incluso sabiendo que es una película para todos los públicos. Probablemente podría convertirse fácilmente en una película que ver con niños, pero que a los pocos minutos provocará más ronquidos que risas.