Siete años en el Tíbet

7.2
Siete años en el Tíbet Heinrich Harrer fue un famoso alpinista austríaco, que intentó la ascensión al Nanga Parbat; pero, desgraciadamente, su aventura se vio bruscamente interrumpida por el estallido de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Tanto él como su compañero Peter Ausehnaiter fueron recluidos en un campo de concentración, del que lograron escapar a través de las montañas.  Siete años en el Tíbet Critica Tengo que reconocer que cuando vi por primera vez esta película, allá por el año de su estreno, me resultó tediosa y no me imaginaba volverla a ver. Ayer decidí darle otra oportunidad y me alegré de hacerlo, ya que gracias a ello descubrí una película sensible, emotiva, bellamente fotografiada y con una banda sonora del grandísimo John Williams inconfundible y que en ocasiones, al utilizar el violín, me recuerda mucho a la preciosa música de "La lista de Schlindler". Cierto es que la película sigue siendo algo lenta, no apta para los más impacientes, y algo larga, pero merece la pena. La historia que nos cuenta está basada en hechos reales y me ha parecido que los retazos de vida de Heinrich Harrer son realmente interesantes. Tengo que reconocerle a su director, Jean Jacques Annaud, su buen hacer, y éso que no es santo de mi devoción, precisamente, pero de él siempre me ha impresionado la dedicación que le pone a describir los pequeños detalles más que a los personajes, para ello tan sólo hay que ver otra de sus películas, "El amante". En cuanto a los actores, creo que acertaron de lleno. Brad Pitt forma parte de ese grupo de actores que son atacados siempre por su atractivo físico, parece que a la gente le cuesta reconocer que, aparte de belleza, pueden tener talento (ocurre lo mismo con el pobre de Tom Cruise). Defiendo a Brad Pitt, me parece un buen actor, comprometido con cada papel que cae en sus manos y aquí está francamente bien, más rubio que nunca, le da ese toque de rebeldía y soberbia que parecía predominar en el carácter del verdadero Heinrich Harrer. Junto a él un más que correcto David Thewlis, paradigma del actor independiente, al que es prácticamente imposible ver en productos comerciales. Correcto también me ha parecido el trabajo realizado por B.D.Wong y por la exótica Lhakpa Tsamchoe, actriz nacida en India, de impresionante belleza (increíble esos ojos) y que interpreta al interés amoroso de los dos protagonistas principales. Como curiosidad, decir que Jetsun Pema interpreta a la madre del joven Dalai Lama y que, en realidad, es la hermana del actual líder budista. No hace falta decir que la fotografía es impresionante. La recomiendo, pero hay que cogerla con ganas y con paciencia.

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualLatino25/11/20201.17 GB466 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Resident Evil

Drama Sci-Fi & Fantasy
6.7

Resident Evil Casi treinta años después del descubrimiento del Virus T, un nuevo brote revela los secretos más oscuros de la Corporación Umbrella. Basada en la franquicia de terror.

Minions: Nace un villano

Animación Aventura Comedia Familia Fantasía Sin categoría
7.735

Minions: Nace un villano Mucho antes de convertirse en un genio del mal, Gru no era más que un chaval de 12 años en plenos años 70 tratando de conquistar el mundo desde el sótano de su casa de un barrio residencial cualquiera. Y no le iba demasiado bien. Pero cuando Gru se cruza en su camino con Kevin, Stuart, Bob, y Otto —un nuevo Minion con aparato en los dientes y desesperado por sentirse aceptado—, esta inesperada familia unirá fuerzas para construir su primera guarida, diseñar sus primeras armas y llevar a cabo sus primeras misiones.

La Invasion

Ciencia ficción Sin categoría Suspense Terror
5.4

La Invasion Mientras filman, con el propósito de subirlo a Internet, una serie sobre su pueblo, tres amigos se dan cuenta de que sus vecinos están siendo asesinados y sustituidos por réplicas idénticas a las víctimasLa Invasion CriticaUna nueva versión de "La invasión de los ladrones de cuerpos" para un publico mas adolescente en el que los protagonistas son un grupo de chavales en un pequeño pueblo de Estados Unidos.Unos organismos extraterrestres han caído sobre la tierra, poco a poco van creciendo conviertiendose en una especie de roedor-araña, muerden a su victima y consiguen el ADN, entran en un letargo y forman una especie de capullo de la cual saldrá una replica exacta. Es entonces cuando el clon tiene que buscar al original y matarlo para sustituirlo.Dos jóvenes que viven en un pequeño pueblo muy aburrido donde nunca ocurre nada, y que con unas cámaras intentan hacer una web-serie, son los que empiezan a ver comportamientos extraños en algunas personas de la comunidad, los reemplazados por alienigenas no muestran ningún sentimiento y actúan de forma muy rara....No hay nada original en "Asimilar", pero funciona perfectamente como una película de serie B de muy bajo presupuesto, es de agradecer que ante tanta serie y películas del genero zombi, se nos cuele una invasión extraterrestre que consiga mantenerte con interes hasta el final.La película está filmada por John Murlowski que tiene en su haber mas películas de este nivel y algún telefilm. Aquí consigue un buen ritmo y los actores no están nada mal. También respira ese aire nostálgico de las pelis de los 80 que tan buenos resultados esta dando últimamente.El film no pretende engañar a nadie y ante la baja originalidad de su guion se consigue salvar como un entretenimiento mas, si no le exiges mucho termina gustándote como un thriller con algún giro interesante.

Amor artificial

Ciencia ficción Comedia Romance Sin categoría
5.2

Amor artificial Una historia de amor moderna ambientada en un futuro cercano donde un edificio de inteligencia artificial funciona con sentimientos humanos. Debido a una falla de software, se enamora de una chica real, escapa del edificio para meterse en el cuerpo de un hombre real e intenta ganarse su afecto.

Manos a las armas

Acción Comedia Sin categoría
6.4

Manos a las armas Miles se siente atascado en la vida: su trabajo no tiene futuro y sigue enamorado de su exnovia Nova. Un día descubre que un grupo de mafiosos llamado "Skizm" planea celebrar una peligrosa competición que reúne a extraños de distintos puntos de la ciudad con el propósito de comprobar cuál de ellos logra una mayor cantidad de espectadores online. Aunque al principio tiene dudas, pronto descubre que Nora ha sido secuestrada por Nix, un grupo armado que participa en el concurso, por lo que Miles decide dejar atrás sus miedos para participar en el torneo.  Manos a las armas Critica Miles (Daniel Radcliffe) es un tipo algo pardillo pero con buen fondo que lleva una vida que no le gusta pero se deja llevar por la rutina en lugar de cambiarla. Tiene una exnovia con la que le gustaría volver, Nova (Natasha Liu Bordizzo), pero no hace nada por volver con ella, tiene un trabajo programando para una compañía de juegos adictivos para móvil y se deja pisotear por su jefe, y básicamente permite que su vida transcurra en lo que considera una existencia miserable.Un día cruza su camino con Skizm, una plataforma clandestina que emite como personas se matan entre sí con estilo de reality show, cosechando gran audiencia y popularidad. Por alguna razón no se toman demasiado bien lo que Miles les dice por internet y deciden hacerle una visita a domicilio para incluirle en su juego.Nix (Samara Weaving) es el rival invicto de Miles y un personaje que brilla con luz propia en un registro al que está acostumbrada y con el que se nota que se lo pasa muy bien, formando un gran equipo y ganando enteros en el film. Adoptando para si la esencia de Harley Quinn, referencias frikies y conceptos bizarros que le sientan como un guante.El director (Jason Lei Howden) plantea la película en base al entretenimiento de forma sencilla y cumple su objetivo. Una película de supervivencia con grandes dosis de acción, violencia y humor negro. Con influencias del mundo de los videojuegos tanto en fondo como en forma, en el que los protagonistas deben ir superando los distintos niveles con los acertados malos y lugartenientes de turno. Y además, muy consciente de si misma y sin tomarse demasiado en serio.

Érase una vez en… Hollywood

Comedia Drama Sin categoría Suspense
7.5

Érase una vez en… Hollywood Los Angeles, 1969. La estrella de televisión Rick Dalton, un actor en horas bajas especializado en westerns, y el doble de acción Cliff Booth, su mejor amigo, tratan de sobrevivir a una industria cinematográfica en constante cambio. Dalton es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate, que acaba de casarse con el prestigioso director polaco Roman Polanski…Érase una vez en… Hollywood CriticaHay ciertos autores de culto, tanto en cine como en otras artes y oficios, que han desencadenado, con mayor o menor justicia según qué caso, una horda de seguidores o secta de fieles que les enarbolan cualquier cosa que dicen o hacen. Hoy en día, los máximos exponentes de este fenómeno en el grupito de directores de cine son Christopher Nolan y Quentin Tarantino. Y es curioso como la última película de cada uno de ellos supone un punto equivalente en sus carreras.Érase una vez en Hollywood es el Dunkerque de Tarantino. Cuando fui a ver la peli de Nolan me encontré algo similar, la crítica y los fans irredentos la aupaban a categoría de obra maestra y lo mejor del director, mientras que el resto del público salió bastante frío de las salas. Descartando al grupo de fans irredentos, que les flipa todo lo que hace su autor de culto, esto se debía a que a nivel técnico Dunkerque era una proeza audiovisual que suponía efectivamente el trabajo de dirección más minucioso de Nolan en toda su carrera, pero a un nivel narrativo la película no le funcionaba a la mayoría. Decían lo que suelen decir, con cierto miedo y complejo, de las pelis que sospechan que no están mal hechas pero que a ellos les han parecido infumables: "No es mala, pero a mi no me ha convencido".Pero, aunque como producto final me parezca pobre, también hay motivos de elogio. Igual que Nolan en su última peli se propuso, y consiguió, realizar un prodigio técnico, aquí Tarantino hace lo propio. Esta es, sin la menor duda, la película mejor rodada de su carrera. Debe haber sido una delicia componer el story board, recrearse en buscar la opción más plástica para cada plano. Cada decisión visual de estas viñetas ha salido descaradamente de la mente friki de Tarantino, porque los mejores homenajes y guiños de esta ensalada de referencias se encuentran en sus planos. Así que ahí lo reconozco, para un cinéfilo avezado es una delicia disfrutar de este mix de planos tributo. Aunque, claro, lo mismo hacía Brian de Palma en su época y fue una de las razones de que nunca lo tomasen en serio. Supongo que los tiempos cambian.Ya hemos visto a la pareja de actores en mejores performances (y digo pareja de actores porque los nombres de Robbie, Pacino, Russell... se usan más para rellenar cartel que otra cosa), pero lo que sí es cierto es que DiCaprio está genial en el único personaje bien desarrollado de la historia y que Brad Pitt conforma más que a un personaje a un icono. Le rodea un aura de carisma innata que resulta tan atractiva como el propio Pitt, que a sus 55 años parece en esta película más sex symbol que nunca. Pese a que su Cliff Booth es un perdedor, un inadaptado y sospechamos que en cualquier momento va a rebasar la barrera que separa al sociópata del psicópata, lo cierto es que todos desearíamos ser él de la misma forma que Tyler Durden era lo que Edward Norton quería ser en El club de la lucha.Pero claro, de la misma forma que un personaje no se puede componer únicamente de estética, una película tampoco puede hacerlo. Y es que una vez más tenemos que decir eso de que el contenido no está a la altura de su continente. Érase una vez en Hollywood está tan vacía como ese Cliff Booth que nos encandila pero del que si lo pensamos bien no nos desarrollan absolutamente nada. Claro, Tarantino ha pintado una postal de amor al cine con el que creció, pero lo hace olvidándose que esa postal la va a ver más gente además de él. Y ahí empiezan los problemas. De entrada, el cine con el que crece Tarantino no solo es una época muy concreta que deja fuera generacionalmente a gran parte del público (finales de los 60 y principios de los 70) sino que encuentra la mayoría de sus referentes en el cine de serie B o Z, en series de la televisión americana y en películas internacionales que han visto él y tres enfermos más (esto me recuerda a cuando Alex de la Iglesia, otro director frikazo que ha visto de todo, explicó su primer encuentro con Tarantino, definiéndolo como el único tío que ha visto películas que a él ni le suenan).Claro, si las referencias son tan herméticas (y más cuando el que ve la película no vivió en USA en aquella época, que se le pasan por delante todas esas referencias de revistas, cartelería, marcas de consumibles, etc...) es complicado que tu postal sea universal, que es lo que consigue unir a la gente ante la poesía de este tipo de cartas de amor. Pero lo peor no es eso, ya que al fin y al cabo las referencias solo son un extra. O deberían. Pero es que para Tarantino, se puede hacer, y lo hace, una película que sean solo referencias. Sin más. Normalmente los guiones se escriben pensando en un tema, en una motivación, en una tesis, en unos personajes... Aquí no. Aquí el tema, la motivación y hasta los personajes son todo única y exclusivamente referencias. No hay historia, no hay trama, no hay desarrollo. En definitiva, no hay guión. La estructura es una catarata de sketches con regular o poca gracia que no llegan a parecer nunca un producto unificado sólido.Al final lo intenta arreglar con un chiste, incluso con una cierta autoconsciencia, la del tipo que sale a decir algo, se da cuenta de que no ha estado a la altura y decide darle a la gente una pildorita de alivio cómico para poder hacer mutis por el foro sin que todos nos sintamos demasiado mal. Y es que hasta Tarantino se da cuenta de que dedicar casi 3 horas a hacerse una paja que solo disfruta él usando la aquí pervertidísima excusa del Macguffin (Hitchcock le atizaría de lo lindo si siguiese vivo) es demasiado incluso para él, el maestro del anti-ritmo, experto en estirar hasta la extenuación (aquí más que nunca, da la sensación de querer poner a prueba la paciencia del espectador con ese abuso de los cutaway gag -chistes de flashback-). Y sí, el final es descojonante, pero ni esa despedida c