Pixels

5.7
Pixels cuenta como unos extraterrestres malinterpretan las imágenes de las máquinas recreativas como una declaración de guerra y deciden atacar la tierra, empleando dichos juegos como modelos para el asalto. El presidente de EEUU, Will Cooper (Kevin James), recurre entonces a su gran amigo de la infancia y campeón de las maquinitas de los años 80, Sam Brenner (Adam Sandler), quien actualmente trabaja como instalador de sistemas de home cinema, para encabezar un equipo de expertos jugadores de su época (Dinklage y Gad) cuya misión será derrotar a los extraterrestres y salvar al planeta. Monaghan interpreta al experto en armas del equipo.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
3D Castellano 04/12/2020 13.00 GB 145 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El protegido

Acción Crimen Sin categoría Suspense
6.8

El protegido Un hacker y sus socios roban millones de dólares accidentalmente a un jefe del crimen, y se verán obligados a esconderse para evitar las consecuencias.

Amor de gata

Animación Drama Fantasía Romance Sin categoría
8.1

Amor de gata Miyo es una estudiante de secundaria que está perdidamente enamorada de su compañero de clases Kento. A pesar de sus esfuerzos, él parece no notarla. Pero después de encontrar una máscara que le permite convertirse en gato, logra por fin acercarse a él. Pero ¿a qué costo?   Amor de gata Critica Esto me hace recordar a Pucca. Una chica divertida e intrépida que está enamorada de un chico melancólico, y va a por todas por él. Se puede relativizar un poco en función al prototipo del amor. Dos almas que se entienden pero se niegan a estar juntas porque una no comprende a la otra, pero la química; esa atracción un tanto biológica a los estímulos de alguien, no traiciona el contenido final. Los 20 minutos iniciales del metraje me parecen maravillosos. Hay un no sé qué al anime de los estudios Ghibi que me atrapó por completo. Esa energía desbordante de Nale y los complementos de su amistad con los demás personajes. Es un ejercicio muy dinámico y sostenible. Cada vez que veo una producción animada igual, sobre dos chicos que se enamoran (Your Name, La chica que saltaba a través del tiempo, Susurro del Corazón, El castillo Ambulante) anhelo vivir algo igual, algo tan absurdo y fantástico como cualquier historia antes mencionada, porque al final eso es lo que te transmiten. La posibilidad de que no todo está perdido y que la realidad solo es una versión del cosmos. Detrás de ella, las opciones siempre son variadas.

Hielo en llamas

Documental Sin categoría
6.8

Hielo en llamas Ice on Fire ofrece soluciones sin precedentes relativas a las diversas formas de reducir las emisiones de carbono, preservando así la civilización. A través de imágenes cinematográficas impresionantes, exploramos la profunda esperanza de poder alejarnos del borde del precipicio. La película nos pone frente a una nueva dificultad, la liberación de metano atrapado en el hielo.   Hielo en llamas Critica Debo de ser un poco masoquista para haber visto este documental en pleno julio, con unos días de temperaturas extremas en mi ciudad y en media Europa, como si esto no me preocupara ya lo suficiente. Aunque algún presidente de pocas neuronas niegue esta realidad, la humanidad tiene un gravísimo problema al que de momento no le está dando una solución efectiva. En la línea de "Una verdad incómoda" o "La hora 11", este "Hielo en llamas" aporta datos actualizados por si alguien aún no se lo cree, que los hay. También plantea algunas consecuencias ecológicas ("permafrost", metano) que no se me habrían ocurrido en la vida. La verdad es que este tema da bastante miedo, sobre todo por su clarísima realidad (y si no, que nos lo digan a los andaluces), y lo complicado de resolver. Pero, a pesar de la importancia del tema que trata, este documental es bastante menos ameno que los que he mencionado. Los datos y declaraciones se van sucediendo con cierta pesadez, siendo un poco aburrido y pesado, la verdad. Por eso no le he puesto demasiada nota. Pero eso no quita que yo obligaría por ley a que lo vieran a todos los políticos y alumnos de colegios del mundo. Lo mejor: los estudios científicos en marcha para llegar a alcanzar las emisiones negativas, y los prometedores avances en energías renovables. Hay algo de esperanza, pero ¿por cuánto tiempo?

Room 203

Sin categoría Terror
6.5

Room 203 Dos mejores amigos y compañeros de cuarto están aterrorizados por los espíritus vengativos que habitan en su apartamento. Basado en la novela publicada por Kobunsha y escrita por Kamon Nanami.

Buscando justicia

Drama Historia Sin categoría
8.2

Buscando justicia Cuenta la historia real del joven abogado Bryan Stevenson (Jordan) y de su histórica batalla por la justicia. Después de licenciarse en Harvard, Bryan recibe ofertas de trabajo muy lucrativas. Pero él prefiere poner rumbo a Alabama para defender a personas que han sido condenadas erróneamente o que carecían de recursos para tener una representación legal adecuada, y lo hace con el apoyo de la activista local Eva Ansley (Larson). Uno de sus primeros y más turbulentos casos es el de Walter McMillian (Foxx), que en 1987 fue sentenciado a la pena muerte por el asesinato de una chica de 18 años, a pesar de que las pruebas demostraban ostensiblemente su inocencia. En los años posteriores, Bryan se ve envuelto en un laberinto de maniobras legales y políticas y de un racismo abierto y descarado mientras lucha por Walter y otros como él, a pesar de tenerlo todo en su contra, incluido el sistema legal.   Buscando justicia Critica Bryan Stevenson (Michael B. Jordan), recién licenciado en Derecho por Harvard llega a Monroeville a finales de los años ochenta con el objetivo de defender a los negros encarcelados en el corredor de la muerte. Son víctimas de sentencias racistas por parte de tribunales arbitrarios. Alabama sigue llenas de hombres entre rejas por ser negros. Todo este estado de cosas se hacen evidentes cuando Stevenson solicita abrir el juicio de Johnny D. McMillan (un espléndido Jamie Foxx), convicto por la muerte de una chica blanca, todo ello sin pruebas irrefutables, más bien al contrario. Stevenson pretende reabrir el caso haciendo que el testigo principal (blanco), se retracte de la falsa acusación que en su momento hizo. Si la cosa no va bien, McMillan será ejecutado. Buena la dirección Destin Cretton que sigue un guion bien escrito por él mismo junto a Andrew Lanham, adaptación del libro de memorias de Bryan Stevenson (2014): Jut Mercy: A Story of Justice and Redemption. La historia se mueve en el terreno predecible de un filme basado en hechos reales. En ocasiones el guion parece simple, con tendencia a aleccionar, con sobrados subrayados sobre el racismo y lo mala que es la policía de Alabama. A cambio, mantiene la tensión sobre el destino del encausado McMillan, incluso aunque se prevea lo que va a ocurrir. No es un filme original, pues Hollywood ha hecho ya otras películas sobre la pena de muerte en clave de melodrama procesal y carcelario. Pero aporta la novedad de que, además de denunciar la pena capital, también cuestiona la Justicia, o sea la conjunción jurisdicción-policía en el Sur, donde los negros acusados son prácticamente prejuzgados con procesos e investigaciones irregulares. Podemos presenciar a lo largo del metraje situaciones violentas de racistas blancos contra negros indefensos, o por parte de las fuerzas del orden y de la justicia. El reparto es un valor y sostén de la película gracias a los actores, con un brillante Michael B. Jordan que está muy convincente, al igual que Jamie Foxx, más contenido que en otras ocasiones; y hay que sumar la estupenda Brie Larson en el papel de Eva Ansley, la principal ayudante de Stevenson en la organización que funda (Equal Justice Initiative). Destaca igualmente el sutil trabajo de Rob Morgan que interpreta al reo que será ajusticiado. Este cuarto largometraje de Cretton es una propuesta tradicional que tiene el sabor de las películas clásicas de juicios, con momentos genuinos y trascendentes en los cuales se sintoniza (empatiza) con los personajes principales. Sin embargo la película, por más que interesante, no acierta a calar sustancialmente, no tiene la fuerza ni la entidad que a priori parece querer asumir como cinta. De esta guisa, la obra de Cretton, siendo notable, no alcanza el sobresaliente.

Rebeca

Drama Misterio Romance Sin categoría Suspense
6.4

Rebeca Maximilian De Winter pierde a su esposa Rebeca cuando ésta es dada por muerta después de desaparecer en la costa. Con la intención de olvidar lo sucedido decide ir a Monecarmelo, donde conoce a una joven empleada de la señora Van Hooper como dama de compañía. Ambos se enamoran y se casan rápidamente. Cuando se instalan en la mansión de Maxim, Manderley, la joven esposa se da cuenta de que la sombra de Rebeca aún sigue presente en la casa, en el ama de llaves y en los pensamientos de su marido...   Rebeca Critica Hay cosas que se pueden comprender y otras que no a la hora de leer las reacciones críticas que ha generado esta Rebeca de Ben Wheatley. No se puede comprender el porqué de su existencia, por qué volver a adaptar una novela que ya cuenta con una adaptación previa que es una absoluta obra maestra del cine. De la misma manera, lo mismo se podría decir con la cantidad de reboots, remakes, nuevas adaptaciones, sagas, spin-offs, precuelas y secuelas que pueblan el universo cinematográfico. ¿Por qué cada tan pocos años hay un nuevo Batman, un nuevo Spider-Man, un nuevo Joker, o llegarán nuevos Vengadores y nuevos X-Men, cuando ya hay películas maravillosas sobre estos personajes (muchas de ellas además muy recientes)? ¿Por qué llegará seguro un día en que alguien volverá a adaptar las novelas de Harry Potter y El Señor de los Anillos? ¿Por qué cada pocos años tenemos nuevas adaptaciones de Drácula, Frankenstein u Otra vuelta de tuerca? Son sólo algunos ejemplos de los miles que podríamos poner aquí. Lo mismo se puede decir de esta Rebeca, que llega partiendo en clara desventaja y teniendo que remontar un partido claramente en contra. Y sus responsables lo saben. Y aun así se ha rodado y estrenado. Se puede entender que, existiendo la versión de Hitchcock, una de las mejores películas de un genio y una de las obras magnas de la Historia del Cine, cualquier cosa pueda saber a poco, más si cabe cuando la cinta de Ben Wheatley no es ninguna obra maestra, ni siquiera tiene nivel para llegar al sobresaliente. Y no llega porque le falta mucho, pero muchísimo, para ser respetuosa con el tono innegablemente gótico de la historia original. Pese a la excelencia de todos los departamentos técnicos y el esfuerzo por resaltar el goticismo en las escenas en las que está presente Danvers, todo es demasiado luminoso, demasiado como un anuncio de colonia a veces incluso (las escenas de la seducción y el romance de Maxim y la protagonista) y demasiado "bonito", poco en consonancia con lo que era Rebeca antes. Además, algunos momentos y algunas escenas impactantes, como el famoso momento en que Maxim revela a su joven esposa la verdadera naturaleza de su relación con la difunta Rebeca, revelan una preocupante falta de fuerza, cuando, sí, en la versión con Joan Fontaine y Laurence Olivier eran auténticas bombas en la cara del espectador. Sin embargo, una cosa que no se puede entender es que se machaque sin piedad a una película simplemente porque se ha atrevido a adaptar de nuevo un texto que previamente adaptó Hitchcock. Porque ese es el gran pecado de esta Rebeca: existir. Porque, si la película se viera con objetividad, habría que decir que puede que no se sobresaliente, ni una obra maestra, pero sí es notable, y lo es por su esfuerzo de producción, porque Lily James y Armie Hammer son perfectos para dar vida a los De Winter, porque otras escenas sí conservan el mismo impacto (ver cuando la protagonista se pone cierto vestido), porque la presencia de Rebeca sigue siendo omnipresente y omnipotente en Manderley, y muy especialmente, porque Kristin Scott Thomas está fabulosa. Hace una Danvers quizá menos villana que la de Judith Anderson, menos psicótica y loca, pero igualmente sibilina, traidora y obsesionada con la memoria de Rebeca. Hacía bastante que no veíamos a Scott Thomas en un producto tan mainstream, tras años centrada en el cine francés y británico, y es un regalo ver su mirada, su fuerza, su capacidad para ser sibilina y siniestra sin pasarse ni un pelo. No es una grandísima película, pero sí es una película notable. Si se la mira sin prejuicios, claro.