Manchester junto al mar

7.5
Manchester junto al mar Lee Chandler (Casey Affleck) es un fontanero que se ve obligado a regresar a su pequeño pueblo natal tras enterarse de que su hermano ha fallecido. Allí se encuentra con su sobrino de 16 años, del que tendrá que hacerse cargo. De pronto, Lee se verá obligado a enfrentarse a un pasado trágico que le llevó a separarse de su esposa Randi (Michelle Williams) y de la comunidad en la que nació y creció.   Manchester junto al mar Critica Es el retrato de un hombre póstumo, de un individuo corroído por los remordimientos y con un lacerante sentimiento de culpa que lo incapacita para la vida y para entablar cualquier tipo de vinculación afectiva con sus semejantes. Malvive con el insoportable peso de un cataclismo emocional que lo tortura y que le corroe las entrañas, no pudiendo ni queriendo zafarse de su zozobra y de su desconsuelo, que tiñe sus días de ansiedad y desazón. ¿Cómo sobrevivir al apocalipsis de una pérdida irreparable cuando nos creemos responsables de nuestro íntimo y bochornoso fracaso y somos reos de nuestros garrafales yerros? No quedan ni fuerzas para el alivio del llanto… Estamos, por todo ello, ante una tragedia en estado puro, ante la radiografía descarnada de un vía crucis doloroso e inextinguible. Pero el soberbio guión y la maravillosa e invisible dirección – ambos debidos a un Kenneth Lonergan en estado de gracia – no se detienen en recrearse ante la desgracia, sino que van mucho más allá, aprehendiendo el vacío absoluto y punzante de un alma en pena, de un muerto en vida que deambula sin meta ni empeño por un valle de lágrimas que lo anega todo. No busca provocar el sollozo liberador ni despertar la compasión plañidera, no pretende servirse de los resortes clásicos del melodrama para incitar a la catarsis sentimental, ni coquetea con la simpatía inducida o con la empatía manipulada. En apariencia se queda en la epidermis de los hechos para, en realidad, bucear en la honda y densa espesura de la angustia. Sin la menor duda, es una joya del cine reciente que, en poco tiempo, se convertirá en un clásico indiscutible. La película es larga pero se hace corta, parece no ir hacia ningún lugar y, sin embargo, recala en todos los puertos de la inefable existencia humana. Parece desesperada pero siembra de forma imperceptible una parcela para el consuelo y la reconciliación – o al menos para cultivar un atisbo de reparación, por improbable o inalcanzable que parezca. Además contiene un sinnúmero de escenas memorables hechos con jirones de autenticidad y añicos de aflicción: el demoledor flashback con el asombroso adagio de Albinoni como único telón de fondo sonoro, la confesión a tumba abierta del protagonista ante la policía, el reencuentro fortuito e imposible entre el matrimonio quebrado, casi todos los momentos entre tío y sobrino, el colapso nervioso ante un congelador rebelde,… Las interpretaciones de Casey Affleck y Michelle Williams consiguen la rara virtud de ser perfectas, fundiéndose los actores con sus personajes hasta devenir en una experiencia milagrosa. Lo mismo puede decirse de todo el elenco. Pero los máximos elogios para Kenneth Lonergan que ha ensamblado una obra grandiosa, de una sencillez turbadora.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 11/05/2020 2.10 GB 353 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Escuadrón suicida

Acción Aventura Ciencia ficción Crimen Fantasía Sin categoría
5.9

Escuadrón suicida Mientras el gobierno de EE.UU no tiene claro cómo responder a una visita alienígena a la Tierra con intenciones malignas, Amanda 'El Muro' Waller, la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, los ocho supervillanos más peligrosos del mundo acceden a colaborar con el Ejecutivo en peligrosas misiones secretas, casi suicidas, para así lograr limpiar su expediente.

Candyman

Sin categoría Suspense Terror
6.5

Candyman Desde tiempos inmemoriales, los proyectos residenciales del barrio de Cabrini Green en Chicago se han visto amenazados por la historia de un supuesto asesino en serie con un gancho por mano al que se invoca fácilmente repitiendo su nombre cinco veces frente a un espejo. Hoy, una década después de que la última torre de Cabrini fuese derruída, el artista visual Anthony McCoy (Yahya Abdul-Mateen) y su novia Brianna Cartwright (Teyonah Parris), se mudan a un apartamento de lujo de un barrio ahora irreconocible, repleto de millennials y de personas que, por lo general, desconocen su oscuro pasado.

Desde mi cielo

Drama Fantasía Sin categoría
7

The Lovely Bones La historia gira en torno a Susie Salmon, que fue asesinada cuando tenía tan sólo 14 años en diciembre de 1973 cuando volvía del colegio a su casa. Tras su muerte, continúa pendiente de su familia terrenal (mientras su asesino sigue sin ser descubierto). Atrapada en un más allá luminoso, Susie descubre que tiene que decidirse entre su deseo de venganza y su anhelo por ver reponerse a los suyos y seguir su camino. Lo que comienza como un asesinato impresionante se transforma en un viaje misterioso y visualmente inventivo a través de los vínculos de la memoria, el amor, la esperanza y la intensa belleza de la vida en sí misma, con destino a un emocionante y sorprendente momento de la verdad.   Desde mi cielo Critica Me llamo Zissou, de nombre Sonny. Me gustaba el cine, Nueva Zelanda y Peter Jackson. Recuerdo aquel verano del 2004 en la feria de mi pueblo, recuerdo el olor del churrasco y a esas chavalas con las faldas cortas que me la ponían dura. Es curiosos como nos acordamos de algunas cosas. El 26 de Febrero de 2010 vi “The Lovely Bones” y morí (de asco). Tenía 24 años. Por alguna razón todo a mi alrededor cambió y estaba rodeado de montañas y cataratas. Creía que la apariencia de ese mundo cambiaría a mi voluntad, pero en vez de reproducir fielmente el Miami de los años 70 parecía empeñado en mostrarme chorradas alegóricas, como un vinilo de “Belle & Sebastian” flotando en un mar de nubes donde se reflejaba la cara de Leonardo Dantés. Entonces miré hacia abajo y me vi a mi mismo en la butaca del cine, presenciando una de las películas mas atroces de los últimos años. Reconocí esa expresión en mi rostro: la del mas profundo desconcierto. Por la pantalla pasaban unos personajes sacados del imaginario de un tipo cuyo referencia principal para recrear a la familia americana de los 70 era “La Tribu de los Brady”. Me sorprendía ante el devenir de filosofía barata, fotos precursoras del movimiento lomography y música pseudo indie-folk. Intenté llamar la atención gritando. Intenté interponerme para evitarme esa horrible visión, pero fue inútil, la cinta transcurría ante mi total impotencia. Allí seguía Marc Wahlberg demostrando una vez mas que a su lado Steven Seagal tiene más registro facial que Jerry Lewis. También estaba la Sarandon en el papel que nos tiene acostumbrados de madurita-de-armas-tomar-bebedora-de-vodka-pero-entrañable y una Rachel Weisz marcándose un “cría fama y échate a dormir” como los días de Mayo. La oscuridad me envolvía y el odio crecía en mi interior. Empecé a reconstituir en mi mente los sucesos que propiciaron mi propia muerte: la trama principal que apuntaba al thriller y conseguía crear un ambiente de tensión eran boicoteados una y otra vez por unas escenas oníricas totalmente innecesarias que no hacían mas que cargarse el dramatismo. El personaje del malo se dedicaba a aparecer inmóvil en cada puerta/ventana/armario/mesilla de noche intentando parecer amenazador. El bueno de Mark investigaba el asesinato de su hija como quien investiga “el caso del paquete de pipas desaparecido” y cuando parece que la trama criminal va cobrando forma e interés el argumento da un giro al país de los Pitufos donde la muerte de un ser querido no es excusa suficiente para involucrarse realmente en la búsqueda de un culpable ni en saciar la sed de venganza. Ante mi ira y cabreo llegamos a la escena final y entonces me planteo muy seriamente dirigirme hacia ésa luz brillante que me llama (la del proyector) con la intención de poner fin a esta locura. Pero ya es tarde. Asisto atónito a lo que posiblemente sea la mayor broma pesada del cine de los últimos años:(sigue en spoiler por razones obvias)

Familia de medianoche

Documental Sin categoría
7.4

Familia de medianoche En la Ciudad de México, el gobierno opera con menos de 45 ambulancias de emergencia para una población de 9 millones. Esto ha generado una industria subterránea de ambulancias con fines de lucro a menudo dirigidas por personas con poca o ninguna capacitación o certificación. Una excepción en esta industria éticamente cargada y feroz, la familia Ochoa lucha por evitar que sus necesidades financieras pongan en peligro a las personas bajo su cuidado. Cuando una ofensiva de la policía corrupta empuja a la familia a mayores dificultades, se enfrentan a crecientes dilemas morales incluso mientras continúan brindando servicios médicos de emergencia esenciales.   Familia de medianoche Critica Uno explora las particularidades de su empleo desde la perspectiva hacia el gozo, la satisfacción y la realización, según las guías que sostiene la filosofía marxista hacia la esencia del hombre. Podría ser objeto de debate la labor de la medicina ya que, siendo estrictos, se regocijaría ante la enfermedad en ojos de un juicio velado y despersonalizado que, en otras instancias, se alboroza hacia la salud mientras se cuela por el misterio de la enfermedad. Lo mismo se podría suscitar ante el personal del poder judicial (sin delitos no habría este cuerpo) o bomberos (sin incendios). Es la filosofía que justifica la labor de los Ochoa en la medianoche a bordo de una ambulancia privada. Tal vez la alienación ha permitido la otra mirada, la mirada enjuiciadora. En medio de la surreal Ciudad de México, el servicio de ambulancias públicas se ve rebasado por las urgencias médicas. Ante este hecho, los servicios particulares intentan compensar esta necesidad con un fin monetario. Pero del punto A al punto B de esta relación se cierne un turbio negocio que se suma a lo surreal de la ciudad. Es lo que plantea el documental de Luke Lorentzen ‘Familia de medianoche’ (2019) merecedor del premio especial del jurado a documental por fotografía en el pasado festival de Sundance; la familia Ochoa (encabezada por el hijo mayor Juan, el padre de familia Fernando y el hijo menor Josué) busca sobrevivir en una ciudad caótica. Sobrevivir como la misma vida que buscan salvar. Y es esta mirada imparcial la que afortunadamente no permite crear un juicio de valor hacia los protagonistas; solo se presentan los hechos. Incluso, la cámara evita el morbo de las escenas más sangrientas y enfoca en algunos planos medios y sobre el hombro los diálogos que establecen los paramédicos con las víctimas. Casos de todo tipo son solo retratadas como el medio para reincidir sobre el punto crucial: el abuso y la corrupción, en donde los técnicos en urgencias médicas se alejan de los blancos y negros al sucumbir ante la podredumbre, pero también ante el entrañable abrazo hacia una víctima o el salvar una pequeña vida, todo sumergido en la imperiosa necesidad de cobrar los honorarios correspondientes a base de clemencias y un circo maquiavélicamente planeado. Si uno comienza a desmenuzar el documental a partir de las condiciones de trabajo en las que se ven forzados a trabajar los Ochoa se pueden percibir carencias de todo tipo. Sin embargo, el toque del cineasta busca, por otro lado, retratar la idiosincrasia mexicana en la ciudad que se desdobla en la lúgubre verdad que circula a toda velocidad en las calles de Tamaulipas, Insurgentes, Durango, etc. Resulta fácil identificarse con el padre enfermo, noble y regordete que apoya de manera incondicional a la familia que contrasta con la personalidad autoritaria pero llena de inocencia y empatía de Juan, el hijo mayor que incluso vela por la educación de su ingenuo y carismático hermano menor y que busca un respiro de la muerte en una llamada telefónica. Es preciso reconocer el mérito del largometraje que va más allá de la serie dramática ‘paramédicos’ (2012) y se acerca a ser el mejor documental ‘nacional’ estrenado en lo que va del año rememorando viajes y vigilias por la ciudad como se hace en ‘Taxi driver’ (1976) y ‘Bringing out the dead’ (1999) de Martin Scorsese o ‘Nightcrawler’ (2014) e inclusive el documental mexicano ‘el hombre que vio demasiado’ (2015). La urgencia es real. Tanto la médica como la necesidad de regulación y legislación en una ciudad con amplias penurias en una labor fielmente retratada que no se aleja mucho de lo que personalmente he visto. La alienación esta vez no alcanza a contrarrestar la satisfacción intrínseca que se produce. Lo siento Marx.

La secretaria

Comedia Drama Romance Sin categoría
6.8

La secretaria Lee Holloway tiene el peor de los currículum cuando decide solicitar un empleo de secretaria en el bufete de abogados de E. Edward Grey. Basta con decir que acaba de salir de una institución psiquiátrica y que, tan sólo un día después de volver a estar con su disfuncional familia de barrio periférico, ha recaído ya en su hábito secreto e inconfesable. Pese a que nunca en su vida ha tenido trabajo, Lee resulta finalmente contratada por el Sr. Grey, un misterioso abogado. Al principio el trabajo parece normal: mecanografiar cartas, archivar documentos y hacer el café; pero Lee y el Sr. Grey no tardan en embarcarse en una relación mucho más estrecha e íntima; una relación que haría sonrojar a cualquier jefe de personal.   La secretaria Critica A ella le va el sado, a él le van las sumisas. Puede que muy original no resulte, aunque si fresca y curiosa, pero de una premisa tan básica como esa, Shainberg saca unos frutos notables, puesto que induce a sus protagonistas a crear una relación casi eclesiástica, donde ella peca y él purga sus pecados, pero de un modo verdaderamente único: A través de la práctica sadomasoquista. El eje principal de "Secretary", el que en un principio hace que te intereses por esa historia, son sus dos protagonistas, puesto que tanto James Spader como Maggie Gyllenhaal reclaman tu atención, ya no con sus acciones o diálogos, sino con la expresión de sus rostros, con el pulso y el tembleque inicial necesarios como para reportar al espectador algo más que una experiencia llamativa. Lo cierto, es que es impresionante la caracterización de un Spader, que con una de sus solas expresiones, ofrece tanto, ello por no hablar de la naturalidad y el desparpajo de los que hace gala una Maggie Gyllenhaal que por fin demuestra aquí lo que muchos veníamos pensando desde hace ya un tiempo: Que puede estar a la altura de su hermano. Y lo estará, vaya si lo estará. Probablemente, tras ese preludio tan sugerente, la cosa pierda enteros, aunque sí, posee algunas de las secuencias más atrevidas, descaradas e impuras de cuantas servidor haya podido ver en mucho tiempo, y todo gracias a Shainberg. Porque son secuencias que, sí, tienen una sutilidad de cero patatero, pero lo parezca o no requieren una delicadeza para rodarlas, y el tío posee esas características y más, y sorprende dando lugar a hechos de lo más inhóspitos, y haciéndolo de modo que uno quede impresionado, y no piense directamente que está ante un espectáculo grotesco. Pero como decía, finalmente la cosa pierde enteros, precisamente cuando llega ese tramo final harto complaciente y, aunque divertido en alguna ocasión, excesivamente cómodo y poco confortable para un espectador que, quizá, tras toda esa sucesión de insolencia, esperaba otra cosa muy distinta, y por ello "Secretary" termina como un trabajo sumamente interesante, pero de aquellos que podrían haber destacado bastante más. Por desgracia, no fue así.

Noelle

Comedia Familia Sin categoría
6.9

Santa Claus se jubila y su hija, Nicole, tiene que continuar con el negocio familiar.