La princesa Cisne: una boda real

6.4
La princesa Cisne: una boda real La princesa Odette y el príncipe Derek irán a una boda en la princesa Mei Li y su amado Chen. Pero las fuerzas del mal están en juego y los planes de boda están empañados y el amor verdadero tiene condiciones difíciles.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 12/08/2020 1.69 GB 336 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Zombies Party (Una noche...de muerte)

Comedia Sin categoría Terror
7.533

Zombies Party (Una noche...de muerte) La vida de Shaun es un callejón sin salida. Se pasa la vida en la taberna local con su amigo íntimo Ed, discute con su madre y descuida a su novia, Liz. Cuando Liz le deja plantado. Shaun decide, finalmente, poner su vida en orden. Tiene que reconquistar el corazón de su novia, enmendar sus relaciones con su madre y enfrentarse a las responsabilidades de un adulto.

Loco por ti

Comedia Sin categoría
7

Loco por ti Una escapada de vacaciones de una mujer con su novio, que sufre personalidad múltiple, toma un giro inesperado porque él se olvida de llevar los medicamentos que le suministran con receta   Loco por ti Critica ‘Loco por ti’ es una producción mexicana destinada al público latino de los Estados Unidos, es por ello que muchas de las decisiones tomadas no funcionan, ya que al momento de estrenar en México (una semana antes que en EEUU), se ha decidido cambiar el título original (‘Las píldoras de mi novio’) y exhibir solo copias dobladas, cuando la versión original está hablado en inglés y español al contar con un reparto internacional que incluye a Brooke Shields y Jason Alexander, entre otros. Toda la película, que dirige el argentino Diego Kaplan, quien dirigió también la esperpéntica pero al menos simpática ‘Desearás al hombre de tus sueño, es una acumulación de situaciones que rozan el absurdo, algunas visualmente muy pensadas y otras, la mayoría, filmadas como si fuera televisión, lo que simplemente refuerza esa sensación de no entender que tipo de producto quisieron hacer. La historia inicia con un prólogo en el que el personaje de Sandra Echeverría, Jess, ejecutiva en una empresa tequilera en California, está cenando con el que parece ser su novio, en un acto preparado para entregar el anillo de compromiso, lo que resulta en un desastre en donde, entre otros infortunios, Jess pierde una cantidad considerable de cabello al enredarse en el un dron. De ahí pasamos a ver a Jess acongojada por su fracaso amoroso, tirada en su cama de agua fumándose un porrito, pero se queda dormida el colchón se rompe y el agua sale. ¿Qué pasó con el cabello que perdió? No se sabe y no importa. ¿Qué pasó con el asunto del colchón? Siendo una comedia esto podría dar lugar a un buen gag pero no, la escena corta justo antes del desastre que sirve únicamente como pretexto para que Jess acuda a una tienda a comprar un colchón nuevo, donde terminará conociendo y posteriormente, enamorándose del dueño, Hank (Jaime Camil), a quien invita a los pocos días de conocerlo a un viaje de trabajo a una isla, él duda ya que padece varios trastornos por lo que debe estar todo el tiempo sobre medicado, pero decide ocultárselo a Jess y acepta. Solo que al llegar se percata que no ha llevado su dotación de píldoras, lo que lo meterá en una serie de situaciones complicadas. Para cuando los personajes llegan a la mencionada isla, el espectador espera que alguno de los elementos clave que promete la película hagan presencia, bien el romance o la comedia que se promete en la descripción de los géneros, pero no, el romance nunca aparece, la relación entre los personajes es mal llevada y solo viajan juntos porque el guion así lo establece, pero no se percibe ningún sentimiento entre los personajes y, para peor, la química entre Echeverría y Camil es nula. Por otro lado, la comedia aparece brevemente en las escasas apariciones de Mónica Huarte, que no suman ni los 10 minutos, y es sobre Camil, quien es además uno de los productores, sobre quien se recarga la totalidad de los intentos de comedia que no llegan a funcionar, pese a los vanos intentos del protagonista en su habitual registro sobre actuado. Para colmo, la producción no sabe bien que hacer con el paquete que han comprado sin querer y sin tener buena idea de qué hacer con el, es decir, la compleja temática de los trastornos mentales, que son tratados de manera irresponsable y superficial, en una película con muchas malas decisiones, un doblaje penoso y carente de humor, lo que la vuelve por demás aburrida.

Glass

Ciencia ficción Drama Sin categoría Suspense
6.7

Glass Cristal sigue los pasos de David Dunn en su búsqueda de la figura superhumana de La Bestia. En la sombra, Elijah Price parece emerger como una figura clave que conoce los secretos de ambos.

El método Williams

Drama Historia Sin categoría
7.782

El método Williams Biopic sobre Richard Williams, un padre inasequible al desaliento que ayudó a criar a dos de las deportistas más extraordinarias de todos los tiempos, dos atletas que acabarían cambiando para siempre el deporte del tenis. Richard tenía una visión muy clara del futuro de sus hijas y sirviéndose de métodos poco convencionales, elaboró un plan que llevaría a Venus y Serena Williams de las calles de Compton, California, al olimpo de deporte convirtiéndolas en iconos legendarios.

Contra lo imposible

Acción Drama Sin categoría
7.7

Contra lo imposible Se centra en un excéntrico y decidido equipo americano de ingenieros y diseñadores liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico Ken Miles (Bale). Henry Ford II y Lee Iacocca les dan la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. Contra lo imposible Critica Este tipo de películas sobre temas tan minoritarios como el automovilismo, y más cuando se trata de una competición algo más desconocida (no es la más popular F-1) y ambientada hace décadas, pueden enfocarse de dos maneras: - una es hacer una cinta que tome como trasfondo el automovilismo, pero buscando ante todo un entretenimiento, espectáculo sin más para los que son aficionados y para los que no (sobre todo para estos últimos, que son la mayoría). Aquí, cualquier parecido con la realidad, tanto en los personajes como en el desarrollo de las carreras, es pura coincidencia, ni se pretende. Ejemplos podrían ser "Días de trueno", o sobre todo la disparatada "Driven", con el inefable Stallone. - la otra sería un tipo de película con rigor histórico y técnico, para reflejar de la forma más fiel posible cómo eran este tipo de carreras. Entonces el problema es que puede convertirse en un pseudo-documental que hará las delicias de frikazos de las competiciones del motor, pero resultará tediosa para el público general, que además no entenderá buena parte de los aspectos técnicos. En esta línea se encuentra la célebre cinta de "Las 24 Horas de Le Mans" de Steve McQueen, y la magnífica "Grand Prix" de John Frankenheimer. En cualquier caso el nicho de espectadores de estas dos claramente son aficionados al deporte del motor. Pero ambas tienen el gran acierto de entregar una recreación dramatizada. Es decir, una historia de ficción con personajes ficticios, aunque tomando como inspiración, respectivamente, una carrera (Le Mans 70) o campeonato real (el mundial de F-1 de 1965), y personajes reales. Se tomaba así la prudencia de no querer contarnos en ningún momento unos hechos reales al 100 %, algo que sí pretende hacer “Le Mans ‘66”, y es ahí donde naufraga estrepitosamente. Una mezcla de ambos planteamientos se produjo, de forma muy acertada, en la estupenda “Rush” de Ron Howard. Pero si esto era lo que se pretendía en “Le Mans ‘66”, el resultado ha sido equivocado, porque al final es una película claramente orientada al espectáculo palomitero con el grave error, que a mi juicio condena la cinta, de querer, presuntamente, contarnos unos hechos y personajes reales. Y no lo hace, porque casi todos los aspectos técnicos, cronológicos, o deportivos que aparecen, están manipulados, o directamente inventados, falseados. Es decir, que el rigor histórico que se supone debe tener, no existe por ningún lado. Director y guionistas juegan con la baza a favor que el 99,9 % de los espectadores de esta cinta no tendrán ni idea de cómo se desarrollaron realmente los hechos que ocupan la película, el célebre duelo entre el gigante norteamericano Ford y el prestigioso Ferrari a mediados de la década de 1960. Para situarnos, convendría saber que en aquella época, el campeonato del mundo de resistencia, con coches tipo GT y sport-prototipos, era una competición con tanto prestigio o más que el mundial de F-1, y la carrera reina era las 24 Horas de Le Mans. Desconociendo esta historia, posiblemente la película incluso dejará un buen sabor de boca: escenas más o menos espectaculares de carreras, sonido atractivo, actores populares… incluso hay buenos y malos, épica, drama... Es decir, que la película cumple correctamente con el factor espectáculo. Y digo correctamente sin más, porque también en el apartado técnico esperaba “algo” más. No está mal resuelta, pero tampoco se hace gala de unos medios técnicos apabullantes. Incluso antes de verla pensaba que habrían utilizado de forma más amplia efectos digitales para recrear ciertos coches de carreras de la época, o diversas zonas del circuito de Le Mans, y luego no es así. De hecho, algunos aficionados echarán de menos un buen número de coches de la época que no aparecen, y peor aún, como varios otros son burdas recreaciones que ni siquiera se parecen a los originales. Resulta sorprendente como la película de McQueen, rodada en 1970, sí era capaz de mostrarnos algunas réplicas extraordinariamente fieles, y en cambio en esta, 49 años después, con unos medios técnicos infinitamente superiores, aparecen algunos coches totalmente falsos, inventados (pocos, cierto, y sólo al final, pero ahí está el dato). Además, algunas escenas en pista de Le Mans quedan desangeladas y se echa en falta algo más de “tráfico” en pista, público, etc. En cuanto a los actores, pues Matt Damon está en su línea, como una paella sin sal, y el que más se esfuerza es Bale, que este sí es un actorazo, pero tampoco será su papel más recordado. Además, por desgracia, el penoso doblaje daña bastante el resultado final. Imagino que en V.O. ganará enteros. Pero vamos al meollo de mi crítica: la historia y su rigor. El guión se basa en el libro de A. J. Baime “Go like hell”, pero mientras que este autor hacía en su obra una versión novelada manteniendo el rigor y con un buen trabajo de investigación, aquí los guionistas se han tomado todas las licencias habidas y por haber, y aunque evidentemente se toman como base unos hechos reales, el error imperdonable es que lo haga con falsedades y gazapos históricos de primer orden. El espectador “normal”, tan feliz, se irá a casa creyendo que ha visto una historia real, pero los cuatro frikazos que saben cómo fue esta historia en realidad (entre los que me incluyo), pues se van pensando que vaya invención peliculera; no se entiende por qué todo debe contarse con tantas mentiras. En “Rush”, aunque los hechos se contaban de una forma que buscaba el espectáculo y llegar al gran público, se respetaban de forma fiel muchos aspectos deportivos, como resultados de carreras, los coches que aparecían, etc, algo entiendo que imprescindible en una historia real llevada a la pantalla, y que además hacía las delicias de los aficionados al motor. En cambio, en “Le Mans ‘66” no sucede lo mismo. En la zona de spoilers dejo unos cuantos ejemplos de ello.

El desafío: Una historia del Bronx

Crimen Drama Sin categoría
7.7

El desafío: Una historia del Bronx Años 60. El gángster Sonny (Chazz Palminteri) es el rey del barrio del Bronx, donde vive el pequeño Calogero. Un tiroteo, presenciado por el niño, es el punto de partida de una duradera relación entre el gángster y el pequeño. Lorenzo Anello (De Niro), padre del chico y un honrado conductor de autobuses, desaprueba esta relación. A pesar de ello, el muchacho crece bajo la protección de los dos hombres, dividido entre su honradez natural y su fascinación por Sonny. Sin embargo, llegará un momento en el que Calogero (Lillo Brancato) no tendrá más remedio que tomar una decisión sobre el camino que debe seguir.   El desafío: Una historia del Bronx Critica Dentro de las pelis del género en la época "Una historia del Bronx" está injustamente infravalorada. Mi disposición hacia ella en cierto modo no era la de poder encontrarme con lo que finalmente he visto, lo cual es una grata sorpresa. La película va totalmente en crecimiento, conforme se desarrolla una historia perfectamente descrita por el guión de C.Palminteri que a su vez hace una interpretación magistral sin necesidad de copar la pantalla. La presentación de los personajes inicial resulta muy adecuada para que nos podamos localizar, muy en la línea de Scorsese. Sus raíces también están presentes en general en la historia y por supuesto con las dosis justas de su veneno. Veo también muchos guiños a "Érase una vez en América". Me ha parecido excelente la forma de narrar una historia perfectamente verosímil en el marco que se desarrolla la película (El Bronx). Las historias que se suceden mútuamente están muy bien contadas, particularmente me ha gustado la lucha por representar el icono en la infancia del chico (con valores arraigados y aprendidos en el barrio) por parte del padre (modesto chófer) y frente al ídolo Sonny (mafioso y amo del barrio). También sensacional la presentación tan sensual de la chica (todo un bomboncito) y el impacto social de la relación en un barrio inmigrante, racista y dominado por la mafia. Muy buen debut de De Niro en la dirección, con muy buenas interpretaciones (también la suya) y con mucho fondo condensado de lo que cabría esperar en un film de este tipo.