La niñera: Reina Letal

6.4
La niñera: Reina Letal Dos años después de derrotar a la secta satánica liderada por la niñera Bee, Cole trata de olvidar su pasado para centrarse así en sobrevivir al instituto. Cuando viejos enemigos regresan, Cole no tendrá más remedio que volver a enfrentarse a las fuerzas del mal.   La niñera: Reina Letal Critica ¿Hay vida más allá de Samara Weaving? Al parecer sí. ¿Es posible reemplazarla? Rotundamente no. Ni es lo estrictamente demandable a la que, si mi memorabilia palomitera no se equivoca, será una de las primeras secuelas entre los blockbusters producidos por Netflix. Para Bella Thorne, pese a haber sido capaz, en poco más de un año, de estrenarse como directora de cine para adultos, haber creado su propia empresa de productos derivados del cannabis o batir el record en la red social de vídeos pornográficos OnlyFans -recaudando 1 millon de dólares en 24 hrs-, lo de cargar sobre sus espaldas la responsabilidad de cubrir la vacante en el aquelarre de universitarios endemoniados dejada por la sobrinísima del Agente Smith se antojaba jodido, más que sobrevivir a un impacto de bala en la teta izquierda. Por fortuna, a Bella Thorne le toca compartir labores satánicas con un autoparódicamente desinhibido Robbie Amell -quien, a pesar de poder presumir de un pelín menos de masa múscular que su hermano anatómicamente hablando, lo rebasa ampliamente en músculo actoral-. O tal vez la obligación de emular el rol de Weaving corresponda a [email protected], quedándose extremadamente por debajo. El (un poco menos) adolescente Judah Lewis y Emily Alynd Lind -decir que está ligeramente crecida es quedarse corto- repiten en sus personajes, uniéndoseles Jenna Ortega ('Entre hermanos') en modo outsider junto a una renovada tropa de amigos con hormonas revueltas. 'The BabySitter: Killer Queen' carece del factor sorpresa pero, a Satán gracias, durante los 102 minutos de su duración no se aqueja más de lo deseable por la tara 'noSamaranoParty'.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 13/09/2020 2.31 GB 806 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La isla mínima

Sin categoría Suspense
7.1

La isla mínima Ambientada en 1980, cuenta la historia de Juan y Pedro, dos policías ideológicamente opuestos que trabajan en el departamento de homicidios de Madrid y que, como sanción, son destinados a un pequeño pueblo en las marismas del Guadalquivir. Allí tratarán de resolver el caso de dos adolescentes, que fueron brutalmente asesinadas durante las fiestas del pueblo. Los agentes deberán dejar de lado sus diferencias para dar con el peligroso asesino de las chicas, el cual lleva años matando a jóvenes de los alrededores. Una investigación que a los aldeanos no les parece interesar, pues es un pueblo anclado en el pasado y las mujeres están menospreciadas.

Slender Man

Misterio Sin categoría Suspense Terror
4.4

Slender Man “El hombre más pálido. El traje más oscuro. Más grande que el gigante más alto. Ten miedo de este hombre: Slender Man ya que puede hacer lo que nadie puede”. Estas son algunas de las características que usuarios del internet dieron al personaje ficticio de terror Slender Man (el hombre delgado). Ahora la criatura llega a la gran pantalla con este film de terror, que nace de una de las leyendas urbanas de la web más populares, en base de una recopilación de imágenes en el foro Something Awful y, hoy en día, pertenece a la cultura "creepypasta".

Bloodshot

Acción Ciencia ficción Sin categoría
6.9

Bloodshot Ray Garrison, también conocido como Bloodshot, es resucitado por la compañía Rising Spirit Technologies a través del uso de nanotecnología. Mientras lucha por recuperar la memoria, Ray trata de volver a ser el que era antes de sufrir el accidente que le dejaría amnésico. Película basada en el cómic "Valiant", creado por Kevin VanHook, Don Perlin y Bob Layton.

Leyendas de pasión

Aventura Bélica Drama Romance Sin categoría Western
7.4

Leyendas de pasión William Ludlow es un coronel separado de su mujer que vive con sus tres hijos en un gran rancho de Montana, en las colinas de las Montañas Rocosas. La Primera Guerra Mundial y una bella mujer cambiarán el destino de cada uno de ellos para siempre. Sus hijos son el indómito Tristan, el sensato Alfred y el menor Samuel, que acaba de traer al rancho a su bella prometida, Susannah.

Casablanca

Drama Romance Sin categoría
8.17

Casablanca Durante la Segunda Guerra Mundial, Casablanca era una ciudad a la que llegaban huyendo del nazismo gentes de todas partes: llegar era fácil, pero salir era casi imposible, especialmente si el nombre del fugitivo figuraba en las listas de la Gestapo. En esta ocasión el principal objetivo de la policía secreta alemana es el líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, propietario del 'Rick’s Café' y antiguo amante de su mujer, Ilsa. Cuando Ilsa se ofrece a quedarse a cambio de un visado para sacar a Laszlo del país, Rick deberá elegir entre su propia felicidad o el idealismo que rigió su vida en el pasado.

Contra lo imposible

Acción Drama Sin categoría
7.7

Contra lo imposible Se centra en un excéntrico y decidido equipo americano de ingenieros y diseñadores liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico Ken Miles (Bale). Henry Ford II y Lee Iacocca les dan la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. Contra lo imposible Critica Este tipo de películas sobre temas tan minoritarios como el automovilismo, y más cuando se trata de una competición algo más desconocida (no es la más popular F-1) y ambientada hace décadas, pueden enfocarse de dos maneras: - una es hacer una cinta que tome como trasfondo el automovilismo, pero buscando ante todo un entretenimiento, espectáculo sin más para los que son aficionados y para los que no (sobre todo para estos últimos, que son la mayoría). Aquí, cualquier parecido con la realidad, tanto en los personajes como en el desarrollo de las carreras, es pura coincidencia, ni se pretende. Ejemplos podrían ser "Días de trueno", o sobre todo la disparatada "Driven", con el inefable Stallone. - la otra sería un tipo de película con rigor histórico y técnico, para reflejar de la forma más fiel posible cómo eran este tipo de carreras. Entonces el problema es que puede convertirse en un pseudo-documental que hará las delicias de frikazos de las competiciones del motor, pero resultará tediosa para el público general, que además no entenderá buena parte de los aspectos técnicos. En esta línea se encuentra la célebre cinta de "Las 24 Horas de Le Mans" de Steve McQueen, y la magnífica "Grand Prix" de John Frankenheimer. En cualquier caso el nicho de espectadores de estas dos claramente son aficionados al deporte del motor. Pero ambas tienen el gran acierto de entregar una recreación dramatizada. Es decir, una historia de ficción con personajes ficticios, aunque tomando como inspiración, respectivamente, una carrera (Le Mans 70) o campeonato real (el mundial de F-1 de 1965), y personajes reales. Se tomaba así la prudencia de no querer contarnos en ningún momento unos hechos reales al 100 %, algo que sí pretende hacer “Le Mans ‘66”, y es ahí donde naufraga estrepitosamente. Una mezcla de ambos planteamientos se produjo, de forma muy acertada, en la estupenda “Rush” de Ron Howard. Pero si esto era lo que se pretendía en “Le Mans ‘66”, el resultado ha sido equivocado, porque al final es una película claramente orientada al espectáculo palomitero con el grave error, que a mi juicio condena la cinta, de querer, presuntamente, contarnos unos hechos y personajes reales. Y no lo hace, porque casi todos los aspectos técnicos, cronológicos, o deportivos que aparecen, están manipulados, o directamente inventados, falseados. Es decir, que el rigor histórico que se supone debe tener, no existe por ningún lado. Director y guionistas juegan con la baza a favor que el 99,9 % de los espectadores de esta cinta no tendrán ni idea de cómo se desarrollaron realmente los hechos que ocupan la película, el célebre duelo entre el gigante norteamericano Ford y el prestigioso Ferrari a mediados de la década de 1960. Para situarnos, convendría saber que en aquella época, el campeonato del mundo de resistencia, con coches tipo GT y sport-prototipos, era una competición con tanto prestigio o más que el mundial de F-1, y la carrera reina era las 24 Horas de Le Mans. Desconociendo esta historia, posiblemente la película incluso dejará un buen sabor de boca: escenas más o menos espectaculares de carreras, sonido atractivo, actores populares… incluso hay buenos y malos, épica, drama... Es decir, que la película cumple correctamente con el factor espectáculo. Y digo correctamente sin más, porque también en el apartado técnico esperaba “algo” más. No está mal resuelta, pero tampoco se hace gala de unos medios técnicos apabullantes. Incluso antes de verla pensaba que habrían utilizado de forma más amplia efectos digitales para recrear ciertos coches de carreras de la época, o diversas zonas del circuito de Le Mans, y luego no es así. De hecho, algunos aficionados echarán de menos un buen número de coches de la época que no aparecen, y peor aún, como varios otros son burdas recreaciones que ni siquiera se parecen a los originales. Resulta sorprendente como la película de McQueen, rodada en 1970, sí era capaz de mostrarnos algunas réplicas extraordinariamente fieles, y en cambio en esta, 49 años después, con unos medios técnicos infinitamente superiores, aparecen algunos coches totalmente falsos, inventados (pocos, cierto, y sólo al final, pero ahí está el dato). Además, algunas escenas en pista de Le Mans quedan desangeladas y se echa en falta algo más de “tráfico” en pista, público, etc. En cuanto a los actores, pues Matt Damon está en su línea, como una paella sin sal, y el que más se esfuerza es Bale, que este sí es un actorazo, pero tampoco será su papel más recordado. Además, por desgracia, el penoso doblaje daña bastante el resultado final. Imagino que en V.O. ganará enteros. Pero vamos al meollo de mi crítica: la historia y su rigor. El guión se basa en el libro de A. J. Baime “Go like hell”, pero mientras que este autor hacía en su obra una versión novelada manteniendo el rigor y con un buen trabajo de investigación, aquí los guionistas se han tomado todas las licencias habidas y por haber, y aunque evidentemente se toman como base unos hechos reales, el error imperdonable es que lo haga con falsedades y gazapos históricos de primer orden. El espectador “normal”, tan feliz, se irá a casa creyendo que ha visto una historia real, pero los cuatro frikazos que saben cómo fue esta historia en realidad (entre los que me incluyo), pues se van pensando que vaya invención peliculera; no se entiende por qué todo debe contarse con tantas mentiras. En “Rush”, aunque los hechos se contaban de una forma que buscaba el espectáculo y llegar al gran público, se respetaban de forma fiel muchos aspectos deportivos, como resultados de carreras, los coches que aparecían, etc, algo entiendo que imprescindible en una historia real llevada a la pantalla, y que además hacía las delicias de los aficionados al motor. En cambio, en “Le Mans ‘66” no sucede lo mismo. En la zona de spoilers dejo unos cuantos ejemplos de ello.