Gran Torino

8
Gran Torino Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la guerra de Corea, es un obrero jubilado del sector del automóvil. Su máxima pasión es cuidar de su más preciado tesoro: un coche Gran Torino de 1972. Es un hombre inflexible y con una voluntad de hierro, al que le cuesta trabajo asimilar los cambios que se producen a su alrededor. Sin embargo, las circustancias harán que se vea obligado a replantearse sus ideas.   Gran Torino Critica Otra gran película del mejor director vivo. Ni necesita pirotecnia ni grandes estrellas a su lado. Ya sale él, y aunque más viejo y achacoso sigue imponiendo su presencia como pocos actores pueden presumir hoy en día y por tanto, los rellenos son absolutamente prescindibles. Gran Torino no defrauda a quienes consideramos su cine una rara avis dentro del circuito americano. Retorna con otra película social, de sus Estados Unidos, de sus gentes variopintas ya sean jamones, atontaos o yogures. Se ciñe a un guión cojonudo y su cara marmórea consigue volver a llenarse de expresividad con unos diálogos tan incisivos como descojonantes. No, no es una comedia, pero las risotadas que escuchaba filas atrás me lo desmentían una y otra vez. Y claro, es Clint, y tras las carcajadas en cinco minutos te monta un dramón sobre la tierra de sus padres que no desvirtúa en absoluto los guiños de comicidad racial que ha mantenido durante hora y media con su público. No es tan complicado realizar buen cine sin caer en lo absurdo o en lo abstracto. Nadie consigue moverse en el terreno agridulce como él. La única pega es su final, Josey Walles no hubiese dejado a ningún jamón con vida y luego habría escupido su tabaco certeramente sobre algún blanco móvil, en vez de escupir sangre y mostrar su crucifixión. Los años no perdonan. PD. Que fusilen a los actores de doblaje de los pandilleros jamones. Dos veces a ser posible.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 20/07/2020 2.06 GB 1725 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Rumbo al infierno

Crimen Drama Misterio Sci-Fi & Fantasy
7.9

Rumbo al infierno Mientras unos seres sobrenaturales se aparecen por todo el mundo para condenar a los humanos al infierno, un grupo religioso propaga la idea de la justicia divina.

Los muertos no mueren

Comedia Fantasía Sin categoría Terror
5.5

Los muertos no mueren En la pacífica localidad de Centerville pasa algo raro. Los animales se empiezan a comportar de forma extraña, las horas de luz solar cambian de forma impredecible y la luna vigila permanentemente desde el horizonte. Los científicos están preocupados y los informativos dan noticias desconcertantes. Y es que, una extraña invasión está a punto de suceder en la que los muertos ya no está muertos y se levantarán de sus tumbas. Los habitantes de Centerville, liderados por Ronald Peterson y Cliff Robertson, deberán detener esta amenaza y luchar para sobrevivir. Los muertos no mueren Critica No es que haya entrado el verano con fuerza, aunque a mí el calor no me sienta bien. Ni que me atosiguen ciertos usuarios, cual buitres carroñeros, plagiándome, bien con el corta y pega habitual o extrayendo frases de mis críticas para insertarlas en diferente orden en sus estúpidos comentarios. A lo mejor es que he de invertir mi tiempo en otras actividades que tengo “aparcadas” y me distancien más de esta. Recuerdo las dos últimas críticas, magníficas, que hizo (hasta la fecha) el usuario Normelvis Bates (“Siempre hay un mañana” y sobre todo la de “Blue Jasmine”) donde se quejaba de un impresentable que le andaba fastidiando, y que por desgracia hizo que optara por no seguir escribiendo. Prometo que en las circunstancias descritas y en otras más, siempre intento no perder la objetividad y tomármelo todo con la mayor filosofía, pero el haber visto “Los muertos no mueren” lo he recibido como un mazazo, casi como una humillación, de ahí el título del comentario. Jim Jarmusch, a lo largo de casi cuatro décadas, que se dice pronto, ha ido rodando películas al margen de las modas. Las ha hecho muy buenas, menos buenas, interesantes... ha habido de todo pero siempre dentro de cierta calidad. Ahora con “Los muertos no mueren”, ha errado el tiro más que nunca, y de forma inesperada, ha hecho su primera mierda. Pero no pequeña, qué va, grande, enorme, para ser más exactos. Suena muy duro decir esto, y sin sentir compasión o que te tiemble el pulso, pero al pan pan, y al vino vino. Si “Los muertos no mueren” viniera firmada por un alumno suyo, por un desconocido o un director del montón, las críticas hubieran sido furibundas, pero al venir del mismo Jarmusch como que muchos lo han justificado y han sido condescendientes. “Los muertos no mueren” podía haber sido una revisión del cine de “zombies”, como por ejemplo fue su incomprendida por muchos la curiosa “Sólo los amantes sobreviven”, que daba su peculiar visión del mundo de los vampiros. No ha sido así. Que Jarmusch haya optado por hacer una película de “zombies” con sus amigos, arropada por una multinacional, era muy lícito y tenía todo el derecho del mundo a hacerla, sobre todo porque los sueldos habrán sido más generosos. Se lo podía haber currado un poco, pero y la dejadez y el egocentrismo han aplastado esta mierda (segunda vez que conscientemente digo la palabra que mejor la define), que no había por donde agarrarla, plagada de supuestos “gags” sin ninguna gracia y que parecía no terminar nunca, porque además daba la impresión no saber cómo salir de un atolladero, que por cierto, era más simple que un tirachinas. El primer error es su guión: lo que se inicia planteándolo bajo las coordenadas más clásicas del género, como lo hacían muchas de ciencia- ficción de los años cincuenta, se empieza a perder al desviar su línea presentándonos unos personajes carentes de interés y que incluso parecen plagiados del “Fargo” de los Coen, pero sin su retranca, con diálogos estúpidos y aderezados por unos “gags” más manidos y más muertos que los “zombies” que aquí aparecen, incluso se recurren a “salidas” hechas desde hace décadas por Woody Allen o Dusan Makavejev. El cúmulo de errores prosigue con una dirección nada inspirada e impersonal, que deja cobardemente toda responsabilidad a los amiguitos actores, que están perdidos, que intentan ser graciosos, ya que están marcados sus personajes se supone que en clave de comedia, pero que en algunos momentos, más conscientes que su director, tan solo les hacía falta pedir perdón a cámara. Valga como ejemplo una de sus escenas iniciales, cuando van llegando uno a uno a la única cafetería del pueblo donde ha ocurrido un hecho escabroso, que los va colocando a la entrada, en fila, como si de una obra de teatro “amateur” se tratase. Qué incomodidad y qué vergüenza. Falta gracia y resolución. Con todo esto, ya nadie puede salvar esto de ser una catástrofe. Su música, mejor la original y no tanto las canciones que la integran, aunque recuerden a otras del género “zombie”, es correcta, como sus maquillajes y simples efectos especiales en la mayoría de las escenas. En el “spoiler” diremos en qué escena los efectos especiales no cumplen. El extenso reparto se queda a medias. Mientras en algunos casos se tratan de simples y desaprovechados “cameos” como son los casos de Iggy Pop, Carol Kane o Rosie Pérez, otros hacen los arquetipos a los que están acostumbrados, como Steve Buscemi. Larry Fessenden opta por llevar un “look” que tendría que ser denunciado por Jack Nicholson al que remeda de mala manera. Selena Gómez y sus acompañantes no aportan absolutamente nada. Quizás Tilda Swinton parezca la menos encorsetada pero su personaje de Zelda es poco para lo que puede llegar a dar. Tom Waits a su rollo, cumple, sin más, como Danny Glover, y con más desaciertos que aciertos los más protagonistas: Chloë Sevigny, también poco aprovechada, Adam Driver y Bill Murray. No comparto la opinión de que algunos pretendan comparar “Los muertos no mueren” con otros films de gran reparto, aparentemente “fallidos” como “Mars Attacks!”. Ni siquiera me valdría la comparación con la burrida “Ellas también se deprimen”, de Gus Van Sant. Creo que lo más cercano que se me ocurre, por más molesto que resulte, sería “El oro de Moscú”, de Jesús Bonilla. Si por mí fuera tendríamos una candidata a figurar en los futuros "Razzies" a lo peor del año. No hay mucho más que decir. Me temo que ni a los que prefieran el cine de autor, ni el comercial y ni siquiera a los incondicionales del género “zombie” les pueda interesar esta patraña, pero si no estoy en lo cierto y la disfrutan pues me alegro, porque eso quiere decir que hay unos espectadores que no deberían quejarse nunca por lo que ven, ya que quedarían satisfechos con cualquier cosa, lo cual debe ser muy reconfortante para cualquier director, responsable o irresponsable.

Superniños

Acción Familia Fantasía Sin categoría
6.1

Superniños Cuando unos invasores alienígenas capturan a los superhéroes de la Tierra, sus hijos tienen que aprender a trabajar en equipo parea rescatarlos... y salvar el planeta.   Superniños Critica Quince años después de "Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl" Robert Rodriguez nos trae una secuela que viene para ampliar su historia y su mundo por medio de los hijos de estos superheroes, debo admitir que de la primera película recuerdo poco pero creo que si eres un fan te encantara. Aclarar primero una cosa, la película va dirigida a los niños por lo que es normal que aburra a un adulto. Robert Rodriguez vuelve para continuar la historia de estos personajes tan peculiares y originales, esa originalidad y esencia se nota en esta secuela. El ritmo es bueno y ayuda que la propia película no se tome enserio a si misma. En el reparto tenemos de todo, desde estrellas de cine hasta actores que empiezan con esta película, no nos ha gustado que desaprovecharan a los actores con mayor carrera pero es entendible porque querían dar el protagonismo a los niños, hablando de los niños, se nota que se divierten pero están muy series para una película de comedia así, es verdad que son niños, pero causan el efecto contrario a seriedad. La historia es bastante simple, los niños tienen que salvar el mundo, y es aburrida porque ya se sabe como va a acabar lo que la hace predecible y en mas de un momento tira de conveniencias pero aquí también se entiende que va para un publico infantil. La banda sonora esta bien, tiene o necesario para transmitir emoción cuando hace falta, pero fuera de escenas emocionantes no destaca demasiado. El diseño creemos que es lo mejor de la película, siguen el estilo de las típicas películas de superheroes haciendo que te creas a los personajes y sigue el diseño colorido de su predecesora, pero el diseño de los villanos esta demasiado visto. Los efectos siguen el estilo de su predecesora, muy animados y caricaturescos, pero hay veces que se notan demasiado. Por ultimo comentar que a pesar de ser niños, la coreografia la hacen muy bien y nos dan escenas de acción creíbles. En general, la secuela tiene la esencia de la primera película, y es ideal para los mas pequeños pero a los adultos les puede aburrir.

Toy Story 3

Animación Comedia Familia Sin categoría
7.8

Toy Story 3 Sabiendo que su dueño Andy, que ya no es un niño, se prepara para ir a la universidad, el vaquero Woody, el astronauta Buzz y el resto de sus amigos juguetes comienzan a preocuparse ante su incierto futuro. Efectivamente todos acaban en una guardería, donde por ejemplo la muñeca Barbie conocerá al guapo Ken. Esta reunión de nuestros amigos con otros nuevos juguetes no será sino el inicio de un montón de trepidantes y divertidas aventuras.

Acción policial

Acción Crimen Drama Sin categoría Suspense
6

Acción policial Nueva entrega de la saga "Police Story". El capitán de la policía china Zhong Wen (Jackie Chan) va a visitar a su hija Miao Miao (Jing Tian), a la que hace mucho que no veía, para encontrarse con que está saliendo con Wu Jiang (Liu Ye), un tipo peligroso que quiere vengarse de Zhong

Curious George: Go West, Go Wild

Animación Familia Sin categoría
6.4

Curious George: Go West, Go Wild Mientras cuida la granja, George deja escapar accidentalmente a los animales de la granja. Ted, George y el aspirante a vaquero Emmett deben reunirlos, tener en cuenta cada animal y, para empezar, emerger con algunas habilidades nuevas.