Escuela de miedo

6.5
Escuela de miedo Un inteligente estudiante de secundaria de 15 años es trasladado inesperadamente a un internado donde abre un portal de monstruos de otra dimensión.   Escuela de miedo Critica Otro día más, otra película más de Ánima Estudios que criticar. Los que leísteis mi reseña de La Liga de los 5 ya sabéis lo que opino de esta compañía, me parecen un estudio que a pesar de tener bastantes recursos, contactos y potencial para hacer algo bueno (como demuestran algunas selectas joyitas de su catálogo), siguen estancados en un pozo de producciones de muy baja calidad, tanto narrativa y en especial técnicamente. Y en ningún otro sitio se demuestra esto más que en su última producción, "Escuela de Miedo" (el título ultra genérico ya nos lo dice todo), una película que ya en mero concepto y apartado visual se parece mucho a La Isla de los Monstruos, una de las peores películas en CGI del estudio. De hecho, ambas comparten el mismo director. Escuela de Miedo nos introduce a Danny/Denny (la pronunciación de su nombre varía según que personaje lo dice), un chaval superdotado que sufre de bullying y acaba de ser invitado a la Academia Cranston, un colegio especial para los niños genios más brillantes del mundo. Allí conoce a una niña con un mechón teñido de violeta y una personalidad tan poco memorable que ni recuerdo su nombre, pero que es la hija de un científico increíble al que él admira, y a parte de eso tendrá problemas en clase porque saca 99 en vez de 100 en los examenes. Para sorprender a los profes y compañeros decide reparar un reactor de partículas subatómicas y por accidente acaba abriendo un portal a la quinta dimensión del que sale un comic relief en forma de Hombre Cucaracha mexicano, así como un montón de monstruos que comienzan a invadir la escuela. Así pues, Danny/Denny, la niña del mechón violeta y el Hombre Cucaracha han de impedir que los monstruos acaben con la Academia Cranston. Probablemente ahora mismo estaréis flipando con lo bizarra a la vez que genérica y mala suena esa trama, pero antes de "bucear" en ella, saquémonos de encima lo que siempre hay que decir por default en una película de Ánima: la animación es cutre. Si estáis familiarizados con el cine en CGI de Ánima, sabréis que subcontratan a otros estudios de animación para la producción de estas películas. En el caso de Ahí Viene Cascarrabias, este cargo fue entregado al galardonado estudio de efectos especiales Global Focus World; sus primeras películas fueron animadas por el estudio indú Discreet Art, que fuera de ellas no sé que más han hecho; y en el caso de esta película el estudio de efectos especiales DNEG se encarga de la animación. Si conocéis a GFW y DNEG, sabréis que son dos estudios perfectamente capaces de hacer animación de buenísima calidad, y sin embargo, contrate Ánima al estudio que contrate, todas sus películas tienen la misma calidad de animación: fea, modelos genéricos y mal hechos, movimientos acartonados, y en el caso de esta película se le suma a estos problemas una paleta de colores horrenda. Lo único positivo que puedo decir de ella al respecto es que si que hubo cierta creatividad en cuanto a los diferentes inventos que se muestran en la Academia, así como el diseño de la quinta dimensión, y los diseños de los monstruos son genuinamente muy buenos... cuando sus colores no dañan a la vista. Lo peor es que en los créditos finales se nos muestran a los personajes animados en 2D, y estos diseños son muchísimo más originales y atractivos que lo que acabamos teniendo. Pero la animación es una nimiedad comparada a los numerosos problemas que tiene el guión. Para empezar, el principio es increíblemente apresurado, a los 7 minutos de haber empezada la película Danny ya es invitado a la Academia, y en ese poco tiempo a penas lo vemos sufrir bullying UNA vez, y no vuelve a recibirlo en el resto de la película. Además, en estos primeros 7 minutos se nos introduce a la mascota del prota, un perro salchicha que parece ser el comic relief de la película, pero resulta que no, este personaje es abandonado cuando Danny viaja a la Academia y no vuelve a aparecer hasta el final. Volviendo a lo del bullying, la poca importancia que se le da a este aspecto es increíble, cuando resulta ser el punto alrededor del que gira el principal mensaje de la película (el cual ni siquiera me parece bueno, luego me explicaré), se nos explica que el motivo por el que Danny no quiere trabajar con compañeros es porque tenía un amigo que le robó un invento suyo y acabó siendo galardonado y todo el rollo, bien, película, no se si lo sabes, pero eres un medio visual, y en un medio visual esas cosas SE MUESTRAN, NO SE EXPLICAN SIN MÁS. Siguiendo con la peli, Danny tiene problemas en su nuevo cole al ser el alumno menos brillante y por algún motivo su profesor está obcecado con hacerle pasar mal, hasta el punto de que pensé que acabaría siendo un Twist Villain. En este sentido el personaje me pareció relatable, ya que como alguien que acaba de empezar a estudiar arte, estoy pasando por los mismos problemas que el protagonista y es satisfactorio ver a un personaje así en una película. Danny conoce a la niña del mechón violeta que resulta ser su compañera de piso y cuya personalidad y relación con él es igual de única que su diseño, y juntos acaban abriendo un portal a la quinta dimensión del que salen los monstruos y el Hombre Polilla, el VERDADERO comic relief de la película y a la vez el peor aspecto de esta. Se trata de un tío mexicano que acabó atrapado en la quinta dimensión y se fusionó con una polilla monstruosa, ¿y cuál es su chiste? QUE ES MEXICANO. En cada MALDITA escena está hablando de comer tacos, enchiladas, churros o chimichangas, hay una escena extendida en la que van a un restaurante de tacos, tiene una salsa super picante que es lo único que es capaz de hacerle volver en sí, les pone nombres españoles a los monstruos porque al parecer eso es gracioso, y en el climax final se viste de luchador mexicano. Primera vez en mi vida que veo a una película que se avergüenza tanto de su nacionalidad que crea a un personaje que es un literal estereotipo andante. (Continúo la reseña en la Zona Spoiler)

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 03/11/2020 1.85 GB 1069 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Seguridad

Sin categoría Suspense
5.8

Seguridad Cuando una adolescente local es acosada sexualmente y golpeada, se levanta revuelo en el pueblo y salen a la luz la corrupción y los prejuicios.

Camino hacia la libertad

Familia Sin categoría
7.1

Camino hacia la libertad Kaleb, un adorable Pastor Alemán, es separado de su familia cuando las leyes de Nuremberg son puestas en marcha en la ciudad de Berlín durante la II Guerra Mundial. Un oficial de las SS decide adoptarlo para convertirlo en un perro de combate, capaz de atacar y de "mantener el orden" dentro de los campos de concentración. Kaleb cumple a la perfección su trabajo hasta que un día percibe un olor familiar. Su dueño original, un chico llamado Joshua, ha llegado como prisionero. Kaleb no ha perdido ni un ápice de su lealtad, por lo que no duda a la hora de seguir al muchacho cuando éste decide tratar de huir del campo, iniciando así una serie de acontecimientos inevitables para alcanzar su supervivencia.

Nueva York sin salida

Acción Crimen Drama Sin categoría
6.8

Nueva York sin salida Andre Davis (Chadwick Boseman) es un policía de Nueva york al que le encargan la investigación del asesinato de varios policías. Durante la búsqueda contrarreloj de los responsables, en la que se cierran por primera vez en la historia de Manhattan todos los puentes que acceden a ella, el detective descubre una conspiración en la que tendrá que discernir entre aquellos a los que caza y los sospechosos que están tratando de cazarle a él.

Una oración antes del amanecer

Acción Crimen Drama Sin categoría
6.8

Una oración antes del amanecer Basada en la experiencia vivida por el británico Billy Moore, que sobrevivió a una dura experiencia en una cárcel en Tailandia convirtiéndose dentro en boxeador. Una oración antes del amanecer Critica Honestamente, filmar cámara en mano, bien pegadito a un protagonista que le pasan mil putadas, me parece la vía fácil. Porque sí, el cine es sobre todo imagen y mejor prescindir de la palabra, pero también es herencia, legado y novedad, no filmar una dramatización con el baremo de calidad "vídeo de comunión". 'Una Oración antes del Amanecer' tiene bases muy potentes, aunque da la impresión de creerse más buena de lo que es. Y es verdad que eso le da pies durante un buen rato, pero también que solo verdaderos narradores pueden sostener dos horas de gruñidos tailandeses en plan documental: no, no me "resulta incómodo quedarme con ella durante dos horas" como dice alguna crítica profesional, se me hace más bien tedioso porque la identificación emocional es nula sin contraste para la brutalidad. Afortunadamente, algo sucede pasada la (larga) presentación. Billy Moore va a parar a prisión por ser un camello, y lo más terrorífico no es la estancia, sino el maremágnum de voces y gritos en tailandés diciendo cosas que no entiende. La intrusión no se queda en lo auditivo, sino también en lo visual: ahí abajo, entre hombres morenos de elaborados tatuajes, su piel pálida y británica reluce como un faro, sacando a la luz racismos latentes de alguna venganza hacia el hombre blanco. Es el lado desfavorable de la justicia, metido dentro del cajón del anonimato, metido dentro de la más pura mierda de entorno que le rodea. Encima de todo eso, está el mono. La urgencia de meterse otro chute, en un lugar en el que te juegas la vida solo por tener algo. La caída es larga y sobre todo penosa, reforzada en autoengaños, estallidos de violencia y la clase de furia que tiene un perro enjaulado, echándose atrás hasta que solo puede contraatacar con uñas y dientes. Pero todo infierno tiene una norma, escrita desde tiempos antiguos: si estás lejos de la salida, fuérzate a salir por el otro lado. De vez en cuando, asoma el cambio en Billy, a través de un autocontrol que solo puede mantener luchando. Y, entre la emoción cruda de puñetazo y puñetazo, aparecen detalles blandos como los senos de una prostituta, redimiendo a la bestia que queda en el boxeador. "A veces, durante los combates, puedes ver a tu familia en el público": son las cosas sencillas las que cuentan cuando estás ascendiendo la montaña más alta. Hay un momento, al final, en el que toda la aglomeración de caos luchador y tailandés encuentra la catarsis más apropiada, una que no es fácil ni grandiosa. Así suelen ser los momentos que merecen de verdad la pena.

Amor en pleno vuelo

Película de TV Romance Sin categoría
6.1

Amor en pleno vuelo Lily es una joven diseñadora de interiores que regresa a su casa para ayudar a su tía Maggie a administrar su hotel junto al puerto deportivo de Harbour Island.

Bajo la arena

Bélica Drama Historia Sin categoría
7.8

Bajo la arena La guerra no acaba cuando se firma la paz. Cuando Alemania se rindió en 1945, en la costa occidental danesa comenzó otra dura batalla: la de los jóvenes soldados alemanes que fueron obligados a retirar miles de minas plantadas en la arena por el ejército nazi. Zandvliet muestra el maltrato infligido a esos prisioneros, un oscuro episodio de posguerra poco conocido.   Bajo la arena Critica Mi tierra. Tierra de minas. El juego de palabras del título original fija la temática de esta cinta que explora e ilustra una anécdota apenas conocida de la posguerra mundial. Niños soldados, apenas adolescentes, cuyo único crimen fue ser prisioneros de guerra en territorio liberado, carne de cañón propicia para servir de chivos expiatorios de los crímenes de sus mayores, víctimas de una venganza inhumana con el objetivo de limpiar o borrar la humillación y deshonra de una ocupación lacerante y de la ofensa insoportable de no haberse podido o sabido enfrentar con éxito a los nazis invasores. Pero como en tantísimas ocasiones, pagan justos por pecadores – y la mayor afrenta es haber caído en el olvido. La crueldad humana no conoce de razas, fronteras o nacionalidades. Y la compasión o la empatía tampoco. Es el relato mínimo y sombrío de una tarea imposible: limpiar de minas las playas de Dinamarca. Y como era una faena no sólo difícil y peligrosa, sino suicida, se decidió utilizar a los presos como herramientas útiles para alcanzar la deseada meta. Sin ninguna consideración sobre su licitud o moralidad, sin reconocer que se estaba incurriendo en los mismos abusos y atropellos que tanto se censuraba y condenaba del nazismo. Conviene recordar unas palabras Hermann Hesse: “Lo blando es más fuerte que lo duro; el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.” Y un clásico como Cicerón lo resumió en que no hay “Nada más opuesto a la justicia que la violencia.” Y violentar a unos niños – aunque hubieran sido forzados a coger las armas hacia el final de la contienda por falta de adultos – para someterlos a nuevas vejaciones y brutalidades por el mero hecho de ser alemanes, fue un episodio vergonzoso que forma parte del inagotable y penoso museo de los horrores del funesto siglo XX. Y es un acto de honestidad volver la vista atrás y rescatar su silente dolor y hacerlo presente. No aprenderemos porque el ser humano es lobo para el hombre, pero al menos aún somos capaces de conmovernos por su infortunio y su padecimiento, con la vana esperanza de que no volvamos a repetir los yerros del pasado. Excelente muestra de cine antibelicista – o humanista – de la mejor estirpe y calidad. Sobrio, implacable, nada edulcorado y del todo pertinente. Basta con mostrar a unos niños travestidos de soldados, arrastrándose exangües sobre la arena luminosa de una playa, desenterrando minas como si fueran tesoros, malviviendo en una choza infecta, tratando de subsistir soñando con el improbable regreso para reflejar la sinrazón de la guerra. Una joya cruel y turbadora.