El Exorcista

7.6
El Exorcista Adaptación de la novela de William Peter Blatty. Inspirada en un exorcismo real ocurrido en Washington en 1949. Regan es una niña de doce años víctima de fenómenos paranormales como la levitación o la manifestación de una fuerza sobrehumana. Su madre, aterrorizada, tras someter a su hija a múltiples análisis médicos que no ofrecen ningún resultado, acude a un sacerdote con estudios de psiquiatría. Éste está convencido de que el mal no es físico sino espiritual, es decir, que la niña es víctima de una posesión diabólica. Por eso, con la ayuda de otro sacerdote decide practicar un exorcismo. Seguramente la película de terror más popular de todos los tiempos. En el año 2000 se reestrenó un "montaje del director" (director's cut) acompañado de una gran campaña publicitaria que hacía hincapié en la inclusión de algunas escenas que no aparecían en la versión original.   El Exorcista Critica Estamos sin ningún género de duda ante la obra maestra del género terrorífico, quizá sea porque el protagonista de la película sea el mismo miedo, el causante de lo malo, del temor; el demonio. Basándose en una novela, basada en hechos reales, de William Meter Blatty, William Fredelink hace toda una reflexión de una temática que es e por sí difícil de plantear y de llevar a la pantalla, pero Fredelink lo consigue sin caer demasiado en exhibicionismo gratuito. Hay que destacar a un plantel de actores donde están todos ellos soberbios, primeramente a Max Von Sydon que interpreta a su personaje con una realidad casi pasmosa. A Ellen Brustin en esta sin duda una de sus mejores interpretaciones. A Jason Millar en la piel de un personaje muy complejo y difícil de interpretar. Y a Linda Blair, de la que yo diría que hizo aquí el único papel bueno de toda su filmografía que vendría después. Yo creo que la película nos ofrece una visión muy correcta, teológicamente hablando, de lo que es un exorcismo y de lo que es una posesión. Por ejemplo las indicaciones que hace el padre Merrin antes de comenzar el exorcismo son muy correctas según el ritual original; “es importante evitar todo dialogo con el demonio, es un mentiroso, y mezclará mentiras con verdades para atacarnos, su ataque es psicológico Damián, y muy fuerte, así que no le escuche.” Es una película que plantea el tema del mal con una seriedad y corrección teológica que es inusual en este tipo de género en el que se tiende más a fantasear. Es de total concordancia el presentar al demonio como el padre de la mentira y también es correcto como se nos presenta su modo de actuar, utilizando a las personas por medio de la obsesión y manipulando recuerdos y sentimientos ajenos para hacer daño o engañar. En la edición de “el montaje del director”, en la que hay que decir que el doblaje que le pusieron perdió bastante calidad con respecto al anterior, se incluyen unas escenas, entre otras, muy significativas, por ejemplo cuando Merrin y Karras descansan sentados en las escaleras y Merrin da en la clave en lo referente al objetivo del mal; “lo que quiere es que desesperemos, que nos veamos como animales, que perdamos la fe en la posibilidad de que Dios puede amarnos.” Es también de destacar la banda sonora y los decorados que son portentosos y dan un clima de terror como nunca se ha visto. En definitiva un obra maestra que nos presenta de un modo correcto el tema del mal y del bien.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Latino 22/06/2020 2.15 GB 4388 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Mi pobre y dulce angelito

Comedia Familia Sin categoría
5.6

Mi pobre y dulce angelito Max Mercer tiene 10 años y se ha quedado solo accidentalmente mientras su familia está en Japón por Navidad. Cuando una pareja que quiere recuperar un tesoro familiar se obsesiona con su casa, Max tiene que protegerla de los intrusos… y hará lo que haga falta para que no entren.

¿Y cómo es él?

Comedia Sin categoría
7.2

¿Y cómo es él? Thomas es un hombre manso al borde de un ataque de nervios. A pesar de su situación decide fingir un viaje de trabajo para ir a Vallarta a enfrentarse a Jero, un taxista que se acuesta con su mujer.

Policías de repuesto

Acción Comedia Crimen Sin categoría
6.2

Policías de repuesto Allen Gamble y Terry Hoitz son un par de policías de Nueva York que viven a la sombra de los héroes del cuerpo, los superagentes Christopher Danson y P.K. Highsmith. Pero cuando las cosas se tuerzan en la gran manzana, esta peculiar pareja tendrá que levantar sus traseros del despacho de la comisaría y entrar en acción.   Policías de repuesto Critica Cuando alguien realiza una película con el único objetivo de provocar la carcajada en el espectador, debe ser fiel en todo momento a ese espíritu porque, de lo contrario, indefectiblemente meterá la pata y terminará por aburrir. Ése es el principal problema de Los otros dos, film de Adam McKay (Hermanos por pelotas) que comienza muy bien, dada la cantidad de elementos cómicos y gags hilarantes que contiene en sus primeros veinte minutos, pero que va desinflándose poco a poco, al tratar de introducir elementos dramáticos en el desarrollo de sus caracteres principales. Estamos ante la típica película en la que el argumento es lo de menos, ya que se centra en las posibilidades cómicas de una pareja de policías, que están considerados como los dos mayores patanes de todo su departamento. El problema es que no hay química entre ellos. De hecho la mejor parodia de las buddy movies tipo Arma Letal, la llevan a cabo dos de los secundarios, Dwayne "La Roca" Johnson y Samuel L. Jackson, imitando las locuras que llevaban a cabo Mel Gibson y Danny Glover en la conocida saga de Richard Donner, con la particularidad de que aquí, los personajes encarnados por Johnson y Jackson son premiados por destrozar la ciudad, en lugar de ser suspendidos, como les sucedía a otros policías célebres como Harry Callahan o John McClane. Cuando los actores de reparto superan a los principales, la cosa no suele pintar muy bien. Mark Wahlberg nunca ha estado especialmente dotado para la comedia (ni para nada que se salga del rol de tipo duro y malhablado) y Will Ferrell posee un humor que, personalmente, siempre termina por hacérseme pesado. No negaré que el guión presenta bárbaras ocurrencias y jocosos comentarios, que me han hecho reír en varias ocasiones, pero su falta de ritmo, unido a que no ha sabido mantenerse fiel al estilo cómico inicial de comedia salvaje y absurda, por intentar dotar de cierta profundidad a sus protagonistas, ha provocado que la película fuera decayendo hasta límites insospechados. Creo que la premisa inicial daba mucho juego en clave de parodia exagerada, pero no se ha sabido explotar. Las referencias a otras películas han sido muy de pasada y, sinceramente, ninguno de los protagonistas ha logrado acercase, ni de lejos, a la empatía que me provocaron Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis en la reciente Salidos de cuentas. Aquélla sí terminó por ser una buddy movie en toda regla. Ésta, desgraciadamente, se ha quedado a medio camino.

Let Them All Talk

Comedia Drama Sin categoría
5.7

Let Them All Talk Una famosa autora junta a sus amigos para divertirse y cerrar viejas heridas en un crucero, con su sobrino allí para hablar con las chicas y enamorarse de una joven agente literaria.   Let Them All Talk Critica Reconozco que me atraen las películas de reencuentros, donde varios personajes con un pasado común van deshojando sus frustraciones, reproches y secretos. Es un subgénero que admite muchos enfoques y se ha explotado hasta la saciedad, pero con un buen guion y actores competentes sigue funcionando. En “Déjales hablar” tres mujeres mayores que fueron amigas en la universidad y siguieron caminos distintos comparten travesía en el Queen Mary 2, con la excusa de acompañar a la más exitosa de las tres, escritora de prestigio, a la entrega de un premio. Dicho así, parece un argumento trillado, que solo pueden sostener actrices del talento de Meryl Streep, Dianne Wiest y Candice Bergen, pero la película de Soderbergh es mucho más que eso, para bien y para mal. Empiezo por ¿lo malo?: Ocurre con algunas películas de este director (por ejemplo “Efectos secundarios”), que una no sabe muy bien a qué atenerse. Transita por varios géneros sin asomo de rubor, usando una fotografía realista y cierto toque documental. No considera necesario establecer fronteras, ni declararse rojo o azul, así que puede frustrar a quienes necesiten concreción. Dicho de otro modo: ¿usted es de derechas o de izquierdas?, ¿esto es un drama o una comedia? Lo bueno es todo lo demás: Los específicos conflictos de algunos personajes me resultan interesantes. Por ejemplo, Alice (Meryl Streep) mira por encima del hombro a un escritor superventas con el que coincide en el viaje y hace un comentario sutilmente hiriente a propósito de que tarda, como mucho, cuatro meses en completar una novela. Para ella cada palabra debe ser tan precisa, tan específica, tan única, que no está satisfecha con nada. A lo largo del filme reitera su admiración por una escritora inglesa que murió sin obtener ningún reconocimiento y que incluso tras su muerte (hecho que suele dar puntos a los artistas) solo es apreciada y comprendida por un selecto grupo. Sus compañeras de viaje, que se ven obligadas a leer una novela de la citada escritora, prefieren mil veces las tramas trepidantes del prolífico escritor de novelas de suspense. Mas trillada está la cuestión de si los escritores viven de los secretos de amigos y vecinos. Esto ya lo vimos en clave de comedia en “Desmontando a Harry” y por supuesto en la película de Cukor “Ricas y famosas”, que tiene varios puntos de conexión con “Déjales hablar”.

El caso de Richard Jewell

Drama Sin categoría
7.5

El caso de Richard Jewell Richard Jewell era un guardia de seguridad en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, el cual descubrió una mochila con explosivos en su interior y evitó un número mayor de víctimas al ayudar a evacuar el área poco antes de que se produjera el estallido. En un principio se le presentó como un héroe cuya intervención salvó vidas, pero posteriormente Jewell pasó a ser considerado el sospechoso número uno y fue investigado como presunto culpable.   El caso de Richard Jewell Comenzar el año con un estreno de Clint Eastwood debía convertirse en tradición, ¡y que perdurara muchos años más!!. "Richard Jewell" gustará a los fans del director y aborrecerá a los detractores, porque la historia es un compendio de su cine en la última década. En un mundo, el de Hollywood, invadido por los superhéroes, Eastwood (al igual que en "Sully", "El intercambio" o en la fallida "15:17 tren a París") vuelve a reivindicar al héroe anónimo que acaba siendo víctima de un sistema disfuncional y corrupto, en este caso representado por el carácter sensacionalista de la prensa y por el FBI. Y de nuevo un biopic, al igual que en "Jersey Boys", "El Francotirador" o "J. Edgar", para ir completando un enorme fresco sobre la sociedad americana contemporánea, nada condescendiente, por cierto. Pero incluso más que con la historia, me quedo de nuevo con la maestría de este hombre a la hora de narrarla, con su habitual serenidad, haciendo gala de un apabullante clasicismo, rodando con nervio y garra las escenas iniciales en las que ocurre el atentado y con tono sombrío e intimista la segunda parte de la película que se desarrolla fundamentalmente en interiores. En este sentido me recordó la fenomenal "Más allá de la vida", donde en una misma película mostraba de forma igual de magistral el espectáculo catastrofista y la más absoluta intimidad. "No es el FBI, son dos tipos del FBI", le señala el abogado Watson Bryant a Richard Jewell (Sam Rockwell y Paul Walter Hauser, magistrales ambos al igual que Kathy Bates), llevando hasta las últimas consecuencias su habitual individualismo (un tanto maniqueo, bien es cierto). Clint Eastwood es un tipo con convicciones férreas que defiende y expone sin contemplaciones. Republicano y amante de las tradiciones, pero su cine es profundamente humano y éticamente comprometido.

Hereditary

Misterio Sin categoría Suspense Terror
7.2

Hereditary Cosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja en herencia su casa a su hija Annie. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano.